Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Zoco y Rastro de La Almedina ofrece talleres y teatro en Almería

El Zoco y Rastro de La Almedina, una actividad patrocinada por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Almería, volverá a instalarse hoy en la plaza Campoamor de Almería para ofrecerse a los vecinos y visitantes como una actividad de ocio consolidada a los pies de La Alcazaba. "Es una iniciativa que toman varias asociaciones implantadas en el casco histórico y que perseguían el dar un aliciente a esta parte de la ciudad. El sábado a mediodía, el casco antiguo, a diferencia de otras ciudades, sucumbe en un sueño y no despierta hasta el lunes", explica Pedro García Cazorla, coordinador del zoco.

De este modo surge una suerte de mercadillo que nada a dos aguas entre el zoco y el rastrillo por lo que el visitante puede encontrar en él: libros de viejo, cintas de música, antigüedades, sedas pintadas a mano, comida argentina, artesanía marroquí o labores de esparto, entre otras. En La Almedina también se puede asistir, como hoy, a talleres de pintura decorativa sobre madera y papel, talleres de globos figurativos y trabajos del esparto.

"Se plantea como una actividad permanente, en tanto en cuanto los que hacen los talleres son las personas que venden aquí sus trabajos y los están haciendo al mismo tiempo. El visitante viene, pregunta y observa", apunta García Cazorla. Para hoy también están previstas dos funciones teatrales a las 12.00 y a las 19.00 dirigidas al público infantil y protagonizadas por la compañía de guiñol Alba. A las 18.30 el dúo cómico integrado por los actores Fernando Labordeta y Paco Calavera ofrecerán un repaso a la actualidad lleno de humor.

"Primamos más lo cultural que lo comercial y buscamos la consolidación en el casco antiguo de Almería con la participación de distintas asociaciones y ciudadanos concienciados en la necesidad de la recuperación del centro histórico", concluye el coordinador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de octubre de 2005