Una felicitación venenosa para Putin

Desde una cárcel moscovita, el magnate petrolero Mijaíl Jodorkovski, condenado a ocho años por fraude y evasión fiscal en un proceso que muchos consideran político, felicitó al presidente Vladímir Putin con motivo de su 53º cumpleaños, que se celebraba ayer. "A usted que lo tiene hoy casi todo, quiero desearle lo poco que no posee: libertad y paz. Las alcanzará cuando, de acuerdo con la Constitución rusa, deje ese desagradecido puesto de presidente", señala Jodorkovski en un mensaje lleno de dobles sentidos, publicado por el diario Kommersant. Putin es un "excelente amigo y socio", porque estuvo dispuesto "a poner en juego su reputación" para servir a sus camaradas, que "destruyeron Yukos, hasta hace poco la petrolera más fuerte del país". El magnate se refiere a los allegados del líder ruso, procedentes, como él, del antiguo KGB, a los que se atribuye la campaña contra Yukos. Putin es "generoso y ama claramente el fútbol", dice, aludiendo a Román Abramóvich, dueño del club Chelsea y mimado del Kremlin. Abramóvich recibirá miles de millones de dólares de Gazprom, el monopolio del gas controlado por el Estado, por la petrolera que le costó un centenar de millones. "Ojalá nos veamos pronto", afirma Jodorkovski, y no precisa si espera ser liberado o que Putin vaya a la cárcel. "Feliz cumpleaños", concluye la venenosa felicitación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS