Medio Ambiente tratará hoy con Bruselas el cambio del Júcar-Vinalopó

Valencia / Bruselas - 05 oct 2005 - 22:00 UTC

El debate en torno al trasvase Júcar-Vinalopó se traslada a Bruselas. El secretario general para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Antonio Serrano, analizará hoy la situación de la obra con las autoridades europeas. Según fuentes del ministerio, Serrano abordará con los responsables comunitarios actuaciones de Medio Ambiente relacionados con los fondos Feder y de cohesión, entre ellas la obra del trasvase Júcar-Vinalopó. El proyecto de transferencia cuenta con 80 millones de euros de financiación europea destinados a la obra en marcha. Una modificación del trazado, que estudia el ministerio, afectaría a esos fondos europeos que no pueden trasladarse a un proyecto modificado sin el visto bueno de la Comisión Europea. Bruselas, además, concedió la ayuda condicionada a que se fijara un caudal ecológico para el Júcar.

En ese sentido, la portavoz de Política Regional de la Comisión Europea, Ana-Paula Laissy, afirmó ayer que corresponde al Gobierno español "decidir lo que es mejor para él" en relación con el trazado. No obstante, si se producen "cambios significativos" en la obra, deberán presentarse a Bruselas nuevos estudios de impacto ambiental y la Comisión analizaría el proyecto modificado para decidir si da el visto bueno. "No se van a perder las ayudas europeas porque están en el programa operativo de la Comunidad Valenciana y si no financian un determinado proyecto pueden utilizarse para otro", indicó Laissy en relación con el destino de la aportación de 80 millones de euros por parte de Bruselas.

Queja de los usuarios

Esta posibilidad, sin embargo, trastocaría la financiación del proyecto, que ahora cuenta con aportación del Gobierno, la Comisión Europea y los usuarios. El nuevo trazado, por el que se inclina el Ministerio de Medio Ambiente porque considera que garantizaría más agua, tiene un sobrecoste de unos 100 millones de euros para situar la toma de agua en el Azud de la Marquesa, en la desembocadura del Júcar.

Los usuarios del futuro trasvase mantienen su oposición a un cambio de la obra y ayer la expresaron también en Bruselas. El presidente de la Junta de Usuarios del Vinalopó, Andrés Martínez, encabezó una delegación del organismo para presentar en instituciones europeas el informe contrario a un nuevo trazado. Los usuarios presentaron una queja ante la Comisión de Peticiones el Parlamento Europeo en rechazo a la modificación de la obra y en la que afirman que sería "inviable económicamente". "Venimos única y exclusivamente a que Europa aplique el sentido común a un proyecto lógico. No hay motivos objetivos para realizar este cambio", dijo Martínez.

Por otra parte, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, recordó ayer en el Congreso la necesaria modernización de los regadíos del Júcar, que dará ahorros para el trasvase, y reprochó a la Generalitat que "no ha cumplido más que un 10%" de su compromiso para llevar a las parcelas el riego por goteo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de octubre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50