Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INDUSTRIA

La entrada de Windows acaba con la singularidad histórica de Palm

Palm ha claudicado. Palm, el símbolo de la agenda electrónica, que en 1996 popularizó este aparato personal, finalmente ha tenido que dejar que la omnipresente Microsoft implante su sistema operativo en Treo, el teléfono inteligente de Palm.

En apenas 10 años de vida, la suerte de Palm, que llegó a ser un nombre genérico, es azarosa. La Palm nació con la empresa U. S. Robotix y luego pasó a 3Com; en 1998 los creadores de la Palm se fueron y fundaron Handspring. A finales de 2003, Palm se dividió en PalmOne (fabricante de agendas de bolsillo), y Palm Source (desarrollador del sistema sistema operativo PalmOS). Las cosas ya no eran como antes. Palm tenía fuerte competencia: las agendas HP y Dell (con Windows) lideraban ya el mercado. Su principal socio de sistema operativo, Sony, dejaba de fabricar agendas, y crecía Blackberry en el segmento de los smartphone, híbridos entre un ordenador de mano y un teléfono móvil.

Venta de Palm Source

En su último ejercicio fiscal, Palm Source ganó 19,4 millones de euros, gracias a la venta de la marca Palm, de la que ostentaba la propiedad, a PalmOne, que recuperaba su nombre. A principios de septiembre, Palm Source fue adquirida por Access por 324 millones de dólares.

Palm, que cada vez apuesta más por la conectividad inalámbrica, quedaba libre así para añadir otros proveedores. La compañía estima que Windows Mobile ha madurado y que abrirá puertas en las empresas que usan sistemas Windows, más difícil de sincronizar con PalmOS.

Sin embargo, convertir a Microsoft de archirrival a proveedor tiene sus riesgos. Palm, con una clientela fidelizada en su segmento de mercado, competirá ahora frontalmente con las agendas de HP, optimizadas para Windows, un sistema con más exigencias de hardware que PalmOS, y con Nokia y Blackberry en el campo de los teléfonos inteligentes.

Palm espera hacer frente a estos desafíos uniendo "la facilidad de uso de PalmOS con la robustidad de Windows Mobile 5", declaró Ed Colligan, presidente de Palm.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de octubre de 2005