Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El PSOE critica el "gran negocio" del convenio e IU denuncia la falta de información

La oposición, PSOE e IU, fue ayer muy dura en el pleno municipal con el convenio firmado por el Ayuntamiento y la Comunidad, del que se trató al discutir el Plan Económico-Financiero del equipo de gobierno.

La concejal Concha Denche fue la primera en intervenir y denunció lo que consideró un "fraude democrático". "Me entero hoy por la prensa de que la Comunidad va a pasar a ser titular de toda la red de alcantarillado", afirmó la edil de IU. "¿Para qué vamos a las comisiones si no se nos informa?".

Su enfado era tal que planteó la posibilidad de que su grupo no acuda más a esas comisiones y que, copiando la actitud del equipo de gobierno, dé cuenta de sus actividades en los medios de comunicación.

Denche criticó también que en el salón de plenos "ni se debata, ni se informe". Y agregó: "Las decisiones del Ayuntamiento se toman en cualquier sitio menos en donde se debe".

Después intervino la representante del PSOE, Isabel Vilallonga, que aseguró compartir íntegramente el discurso de la concejal de IU. "Lo que no vamos a hacer es caer en la trampa. El equipo de gobierno, una vez más, se saca el conejo de la chistera para evitar que se hable de la situación de las finanzas públicas", recalcó la edil socialista que, a continuación, reiteró que el Ejecutivo de Alberto Ruiz-Gallardón incumple la "legislación en materia de haciendas locales".

"Por primera vez han hecho perder al Ayuntamiento su autonomía financiera, porque a partir de ahora para endeudarse deberá pedir permiso al ministro de Economía y Hacienda", subrayó Vilallonga.

La concejal calificó el convenio del agua de "ventajismo político", porque, en su opinión, la Comunidad va a obtener un "negocio" que le supondrá más de 2.000 millones en 25 años, a cambio de tapar los "agujeros" del plan económico municipal.

"Poder por dinero"

El portavoz del PSOE en la Asamblea, Rafael Simancas, calificó el acuerdo entre la Comunidad y el Ayuntamiento de "intercambio de poder por dinero". Según él, "Gallardón le otorga más poder al vicepresidente regional, Ignacio González, a cambio de que [la presidenta, Esperanza] Aguirre le dé más dinero para despilfarrarlo en obras faraónicas como la M-30 y en la tala de árboles", declaró Simancas tras una visita a la depuradora de La Gavia.

Por su parte, el portavoz en la Asamblea de IU, Fernando Marín, subrayó que el acuerdo sobre la gestión del agua de la capital "viene a demostrar que el Partido Popular es un mal gestor de la cosa pública, porque piensa más en los beneficios para sus amigos de las constructoras que en la solución a los problemas de los madrileños".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005