Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VUELTA A LAS AULAS

Tres niños se quedan sin plaza en el colegio donde sus padres son profesores

El primer día de clase se vivió con algunos incidentes en Sevilla. En el colegio concertado Buen Pastor de la capital hispalense, profesores y empleados protestaban a las puertas del centro por la denegación de plaza a tres alumnos del centro -hijos de profesores-.

Andrés García trabaja en el centro desde hace 10 años como profesor de Educación Física. Su mujer, embarazada, también es profesora del Buen Pastor. Su hijo ha ido a clase de preescolar desde los tres años. Pero en este curso, cuando iba a comenzar la Educación Primaria, han visto cómo su hijo, igualado con otros niños en puntos de baremación para accrder al centro de sus padres, se ha quedado a las puertas. "No están causando un daño psicológico tremendo", afirmaba el padre. "Hemos alegado a la Administración, pero todavía no hemos recibido respuesta. Y mira, todos los niños ya están empezando su primer día de clase. Y mi hijo no sabemos dónde va a seguir".

El problema de las otras dos familias afectadas es el mismo. Si se produce un empate de puntos en la baremación de los alumnos candidatos para matricularse, la legislación andaluza prima la residencia familiar (que tiene ocho puntos como máximo) al lugar de trabajo de los padres (con la misma puntuación máxima). Por eso, las familias vecinas del centro, situado en el barrio de Nervión, se han visto beneficiadas. A diferencia de unos niños cuyos padres, a pesar de ser profesores del mismo colegio, residen en una zona más alejada. Desde el centro su director, Andrés Joaquín Esplá pedía, a título particular que se cambie la ley y que se prime a los hijos del profesorado.

Por su parte, la Delegación de Educación de Sevilla, afirmó que el problema se debía a que "desde el colegio se había producido una baremación incorrecta". En Sevilla y su provincia el sindicato de funcionarios docentes CSI-CSIF anunció que contabilizó ayer menos incidentes que en los primeros días de cursos pasados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de septiembre de 2005