Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL INFORME DE LA GUARDIA CIVIL | MUERTE DE UN INMIGRANTE

"La muerte pudo producirse por accidente"

El informe preliminar de la Guardia Civil, elaborado tras una reunión con la Gendarmería marroquí, dice lo siguiente:

"A las 20.00 de ayer (el día 30) se mantuvo una reunión con mandos de la Gendarmería Real marroquí en sus dependencias oficiales en Nador, en la misma se han tratado distintos asuntos (...) y, especialmente, sobre la investigación sobre el hallazgo del cadáver de un inmigrante subsahariano en las inmediaciones del vallado fronterizo de Melilla, en territorio marroquí. (...) Han aportado los siguientes datos:

- No se ha observado en los mandos e instructores de las diligencias inquietud alguna por vincular el hecho con la actuación de la Guardia Civil (...) inicialmente su línea de investigación tampoco da preferencia a esta hipótesis. No dan excesiva trascendencia al asunto.

- La única circunstancia que relaciona la muerte con la intervención de la Guardia Civil se centra en la declaración del único testigo, un inmigrante subsahariano que dice que acompañaba al inmigrante fallecido (...); que ambos fueron interceptados por la Guardia Civil en el interior del territorio de Melilla, una vez superada la doble valla; que un guardia civil le disparó al fallecido a bocajarro tres veces con bolas de caucho y que los reintegraron a los dos a territorio marroquí por una de las puertas del vallado.

- La investigación se está centrando en dos únicos aspectos, la declaración del testigo y el resultado de la autopsia.

- No hay testimonios de la policía fronteriza ni de otros inmigrantes (...), circunstancia extraña ya que con ocasión de la entrada masiva, en el perímetro había gran trasiego de inmigrantes y agentes de la Mehaznia.

- Consideran la declaración del inmigrante como nada fiable, ya que tres disparos a corta distancia hubiesen dejado notables heridas o hematomas, que no se han observado en el reconocimiento practicado por la Gendarmería, e incluso por parte del propio coronel jefe.

- En dicho reconocimiento superficial del cadáver no se han observado impactos de pelotas de goma ni proyectiles, tampoco presenta heridas, quemaduras o restos de pólvora.

- Sobre el testigo sospechan que (...) su intención por trasladar el accidente a Melilla e implicar a la Guardia Civil oculta su intención de ser reclamado por las autoridades españolas y acceder a España.

- La Gendarmería está a la espera de recibir el informe forense para ultimar las diligencias.

- En la situación actual, salvo la declaración del único testigo, (...) poco fiable, no hay indicios determinantes para vincular a la Guardia Civil y consideran que la muerte ha podido producirse por accidente o cualquier otro motivo y no necesariamente en territorio español ni junto al vallado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de septiembre de 2005