_
_
_
_

DaimlerChrysler crea una sociedad conjunta en Pekín para fabricar 25.000 Mercedes al año

DaimlerChrysler fabricará a partir de noviembre los Mercedes clase E y C en una nueva planta en China para abastecer el mercado de aquel país. La empresa alemana, segundo fabricante de coches del mundo, recibió hace tres semanas el permiso del Gobierno chino para empezar a fabricar, según comunicó ayer en Pekín el responsable de Asia en el consorcio, Rüdiger Grube. La planta pertenece a una sociedad conjunta al 50% formada por DaimlerChrysler y la empresa china Beijing Automotive Industrie Corp. (BAIC), llamada Beijing Benz Daimler-Chrysler Automotive.

En noviembre comenzará la producción de los Mercedes clase E en la nueva planta. Más tarde les seguirán los clase C. La nueva planta, recién construida en un recinto de 1,9 kilómetros cuadrados en las afueras de Pekín, producirá 25.000 vehículos anuales.

Grube anunció que las ventas de Mercedes en China han aumentado en los siete primeros meses del año un 21% con respecto al mismo periodo de 2004. DaimlerChrysler espera un incremento similar de las ventas para todo el año 2005. En 2004 se vendieron 47.716 vehículos del consorcio germano-estadounidense en China. "China va a ser la tercera base de producción de DaimlerChrysler por orden de importancia", declaró Grube. Con una proporción de la facturación del 11% del total, el continente asiático adquiere cada vez más importancia en el grupo.

Hasta ahora los Mercedes que se vendían en China eran de importación, fabricados en las plantas alemanas de Sindelfingen (clase E) y Bremen (clase C). Un portavoz de la central de DaimlerChrysler en Stuttgart (sur de Alemania) aseguró que esas dos plantas alemanas no van a resentirse de una reducción de la producción dado que la cantidad es insignificante comparada con la producción anual de Sindelfingen y Bremen, donde se fabrican más de medio millón de vehículos al año.

Otra fábrica que se encuentra en el mismo recinto al sur de Pekín se dedica a la producción de automóviles de la marca Chrysler. También se producen en ella vehículos Mitsubishi por encargo. La creación de la Beijing Benz Daimler-Chrysler Automotive viene a reestructurar una sociedad conjunta de Chrysler llamada Beijing Jeep que la compañía alemana asumió al adquirir la estadounidense en 1998. La producción de Beijing Jeep, de entre 80.000 y 100.000 unidades al año, se une ahora a la de Mercedes en el nuevo recinto.

A partir de 2006 también saldrán de la fábrica china las furgonetas de Mercedes Sprinter y Vito. Con una plantilla de 15.000 empleados, la planta recibirá una inversión a medio plazo de 1,2 millones de euros para la fabricación de utilitarios, furgonetas y camiones.

Un Mercedes, en el expositor de Daimler en la Feria del Automóvil de Shanghai, en abril pasado.
Un Mercedes, en el expositor de Daimler en la Feria del Automóvil de Shanghai, en abril pasado.BLOOMBERG

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_