Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE

Familiaridad afroamericana

Hace unas semanas, con motivo del estreno de Adivina quién, comentábamos el fenómeno de las producciones de, por y para la comunidad afroamericana que, con presupuestos no demasiado elevados y un star system racial muy particular, hacía ganar torrentes de dinero a las productoras de Hollywood, gracias a una inmensa mayoría de espectadores afroamericanos. Ice Cube, una de estas estrellas, produce y protagoniza ¿Cuándo llegamos?, bobalicona comedia familiar dirigida especialmente a la comunidad negra, repleta de mensajes en clave sobre sus usos y costumbres, gustos y modelos de comportamiento.

En realidad, la película no es más que la puesta al día de una fórmula que últimamente ha dado buenos frutos económicos con filmes como Un canguro superduro: el contraste entre un hatajo de niños revoltosos y un tipo severo de aire canalla con rotundas dificultades para tratar con la prole infante. Así, el desarrollo de tan vulgar trama se ve venir desde el primer cuarto de hora: el machito incapaz de sonreír se convertirá en un padrazo y los insoportables mocosos que no quieren ver ni en pintura a los presumibles ligues de su madre soltera comprenderán que con semejante actitud sólo provocarán el sufrimiento de su pobre mamá. Un mensaje tan obvio como simplón, acompañado de un toque cursi característico de la comedia familiar estadounidense y, para contrarrestar éste, cierta escatología de baja intensidad, típica de ese primer chiste aprendido en el parvulario que un buen día cuentan los críos al llegar a casa.

¿CUÁNDO LLEGAMOS?

Dirección: Brian Levant. Intérpretes: Ice Cube, Nia Long, Aleisha Allen, Philip Daniel Bolden. Género: comedia familiar. EE UU, 2005. Duración: 92 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 2005