Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:AUTOMOVILISMO | Gran Premio de Turquía de Fórmula 1

"Ha ido mejor de lo que imaginé"

Alonso vuelve a provocar el desgaste de los neumáticos de Raikkonen y admite que tuvo algo de suerte al colarse delante de Montoya

Fernando Alonso es consciente de que, por ahora, el MP4/20 de McLaren es sensiblemente más rápido que su R-25. La única opción que tiene el asturiano para tratar de situar su bólido azul por delante de las dos flechas plateadas de Kimi Raikkonen y Juan Pablo Montoya es forzarles a que cometan un error. El asturiano siguió esa estrategia en Nürburgring, en el Gran Premio de Alemania: forzó y forzó hasta que el triángulo delantero derecho de la suspensión del coche de Raikkonen dijo basta. Alonso se coronó entonces ganador gracias a un plano (un neumático que pierde goma y se alisa de tanto derrapar) que el finlandés había ido creando en la rueda delantera derecha de su monoplaza. Ayer también fue otro plano, esta vez en un neumático trasero del bólido del colombiano, el que permitió a Alonso situarse entre los dos monoplazas plateados. Y así logró que el cojín de puntos que tenía al comienzo de la carrera respecto a Raikkonen se redujera sólo en dos (de 26 puntos a 24). Le faltan sólo 27 para ser campeón.

"Estamos tristes porque dos puntos pueden al final marcar la diferencia", se resigna el finlandés

"Hay que presionar siempre hasta el final", declaró Alonso al término de la carrera disputada en Estambul. "Nos ocurrió en Nürburgring y ahora aquí, donde presionamos y mejoramos el resultado en las últimas vueltas", precisó el asturiano que, a sus 24 años, puede convertirse en el piloto más joven de la historia en alzarse con el cetro de campeón del mundo. "Hoy puede que haya tenido algo de suerte, pero la suerte la tienes que buscar presionando al rival y eso es lo que hemos hecho", añadió el piloto ovetense, que reconoció que los Renault corrían más lentos que los McLaren. "El segundo puesto es mejor de lo que había imaginado. Hay que estar concentrado hasta el final. Las carreras son largas y después de lo que hemos visto aquí, todo puede pasar".

Quedan cinco pruebas para que acabe el Mundial y está claro que la pugna por los dos títulos, el de pilotos y el de constructores, es cosa de dos. Los ingenieros de McLaren han trabajado muy duro para tratar de que la fiabilidad de sus bólidos aumente. Las múltiples roturas de motor eran una ventaja demasiado grande para Alonso y en McLaren se aplicaron. "De aquí al final de la temporada creo que la tónica va a ser más o menos la misma, con la lucha entre Renault y McLaren", comentó Alonso. "Quizá se metan a veces otros equipos, como BAR Honda y Toyota, pero si lo hacen, que no sea entre ellos y nosotros cuando ellos estén delante. Queremos batirles y ganar los dos títulos".

Fue una gran decepción. Los mecánicos de McLaren saltaban de felicidad tres vueltas antes de que acabara la prueba hasta que, consternados, vieron cómo Alonso cazaba a su piloto tras ver al colombiano salirse de la pista. "Estoy feliz por haber ganado en el primer Gran Premio de Turquía, pero como equipo estamos un poco tristes. No hemos tenido suerte con lo que le ha pasado a Montoya. Habría estado bien acabar primero y segundo. Eso me habría ayudado. Al final de temporada, dos puntos pueden marcar la diferencia. Lo único que podemos hacer es seguir ganando", afirmó resignado el finlandés. "Ya tengo ganas de que llegue el próximo Gran Premio, en Monza".

El colombiano intentó justificar el frenazo tardío y brutal que hizo cuando quiso adelantar al portugués Thiago Monteiro. "Es que él frenó demasiado tarde. Fue una pena porque estábamos muy fuertes. Y Monteiro ha roto al final mi difusor", insistió. La decepción de Montoya fue proporcional a la irritación que provocó en la escudería Jordan-Toyota, la de Monteiro. "En ese viraje del circuito , todos los pilotos", explicó muy enojado el portugués, "nos habíamos puesto de acuerdo para no adelantarnos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de agosto de 2005