Entrevista:ANDONI ORTUZAR | Director general de EITB

"Somos el medio de comunicación más plural que hay en Euskadi"

Entre la "p" de "periodista" y la de "político" prefiere la primera sin repudiar a la segunda. Lleva ya seis años al frente de EITB, la radiotelevisión pública vasca, y no se libra de la polémica casi ningún día. Para escapar del estrés, Andoni Ortuzar (Sanfuentes, 1962) prefiere la Margen Izquierda, sus montes al menos. Su militancia en el PNV se remonta casi a su primera infancia.

Pregunta. Por su gestión, EITB ha recibido la Q de calidad. ¿Qué letra merecerían sus contenidos informativos, la "n" de "nacionalista"?

Respuesta. Probablemente varias, pero la que corresponde es la "p" de "plural". Hemos hecho el esfuerzo de abrir nuestra televisión y nuestras radios no estrictamente a lo político, que también, sino al mundo. Salir fuera de nuestras fronteras con una red de corresponsales, también con los canales internacionales. Volviendo a lo político, sin presumir de ello, porque es nuestra obligación, somos el medio más plural que hay en Euskadi. Uno entiende las críticas, porque todas las opciones políticas querrían verse más y mejor en los informativos.

"El hecho de que EITB sea cada vez más relevante e influyente hace más apetitoso el intentar controlarla o desprestigiarla" "No he tenido demasiadas presiones de ningún lado. Casi me entero de ellas por los periódicos, si se me permite la expresión"

P. ¿Y cómo justifica el espacio a la izquierda abertzale?.

R. El asunto es ir a los cánones de la profesión: es o no es noticia. Si lo es, tiene que tener sitio y de lo contrario, no. También esa apreciación es subjetiva, pero en mi papel de director general lo que tengo que hacer es fiarme de los servicios informativos de la casa y si ellos valoran que es noticia, pues va.

P. Su permanencia en el cargo es cuestionada por la oposición de manera reiterada.

R. Creo que base jurídica hay y ya se vio en la legislatura anterior. Los servicios jurídicos del Gobierno vasco encontraron ajustado a derecho el que no haya que volver a pasar por el Parlamento. La ley establece claramente que el proponente debe ser el lehendakari y, mientras no haya un cambio en el nombramiento, lo lógico es que siga así. Puede haber otras interpretaciones, pero no me corresponde a mí hablar de esto.

P. ¿Es inevitable que quien esté al frente de una radiotelevisión pública sea un pimpampum político?

R. Lo es. Debemos aceptarlo con deportividad y si no nos gusta, marcharnos. Somos unos servidores públicos que debemos estar sometidos al control y a la crítica de los grupos e incluso de los otros medios. El hecho de que EITB sea cada vez más relevante e influyente hace más apetitoso el intentar controlarla o desprestigiarla.

P. ¿ Cuántas veces le han llamado a capítulo?

R. No he tenido demasiadas presiones de ningún lado. Casi me entero de ellas por los periódicos, si se me permite la expresión.

P. ¿Dónde debe estar el equilibrio en la financiación de una radiotelevisión pública?

R. En la cuestión de la publicidad soy bastante radicial. Defiendo la financiación mixta porque es bueno para las televisiones y para los anunciantes. En ETB cumplimos a rajatabla la normativa europea en este terreno. Aceptaría que se regulase de manera diferente para las públicas y las privadas, pero debería preguntase al sector, ya que el mayor defensor de que haya publicidad en las públicas son los propios anunciantes. En cuanto a la financiación pública, en EITB no tenemos un euro de endeudamiento y así debe ser.

P. ¿Ha habido alguna presión política en la crisis de Vaya semanita?

R. Lo único que ha habido es que unos profesionales han recibido unas ofertas para irse a una televisión estatal y han entendido que era un salto económico y profesional que debían dar. No hay tramoya política. Jamás hemos transmitido al programa ningún comentario editorial sobre qué se puede o no hacer. Éste es el mejor ejemplo de la pluralidad del medio.

P. ¿El modelo de ETB-1 está obsoleto?

R Nuestra apuesta va a ser por una programación que satisfaga a la nueva generación euskaldun. Ya hemos demostrado con los casos de Goenkale o de Sorgiñen Laratza que se pueden hacer todos los géneros y ése es el rasero por el que se nos va a medir. No dejaremos de lado a la población más adulta y del medio rural. Por eso, nuestra meta es hacer una "televisión de televisiones".

P. Ahora llega la Televisión Digital Terrestre.

R. Hay dos planos. En el del terreno de la oferta, lo que va a ocurrir es que de repente vamos a tener más cadenas en cada casa, que la calidad será mayor y que la relación será mucho más estrecha entre el canal y el ciudadano. Vamos a vivir una época de transitoriedad en la que los aparatos que ahora tenemos van a necesitar un adaptador para descodificar la señales, hasta que poco a poco los nuevos vengan ya con el sistema integrado. Habrá descodificadores básicos y otros más complejos y de mayor precio que ofrezcan la posibilidad de la interactividad, de tener el banco en casa de realizar la compra o de navegar por Internet. Era necesario reorganizar tecnológicamente el sector, porque ya estaba la red, el espacio, saturados y además avanzar en la oferta.

P. ¿Se ve en un futuro como director de un medio, consejero del Gobierno,...?

R. Ambas cosas son bastante difíciles. Lo que siempre miro cuando me han hecho ofertas es estar contento con lo que voy a hacer y creer que lo puedo desempeñar profesionalmente con honestidad.

Andoni Ortuzar posa entre las antenas parabólicas en la terraza de la sede central de EITB en Iurreta.
Andoni Ortuzar posa entre las antenas parabólicas en la terraza de la sede central de EITB en Iurreta.LUIS ALBERTO GARCÍA

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de agosto de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50