Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Serbia el terrorista del 11-M que huyó de Leganés antes del suicidio colectivo

Abdelmajid Bouchar, supuesto recadero del 'comando', fue interceptado hace 20 días en un tren

Abdelmajid Bouchar, el terrorista del 11-M que huyó de Leganés justo antes del suicidio colectivo del comando que perpetró la matanza, fue detenido hace 20 días por la policía serbia en un tren que iba a Belgrado desde el norte del país. Bouchar fue arrestado por ir indocumentado, aunque dijo ser el ciudadano iraquí Midhat Salah. Su identidad real no fue conocida hasta que el martes se cotejaron sus huellas dactilares, enviadas a España a través de Interpol. El detenido salió del piso de Leganés a bajar la basura el 3 de abril de 2004 y, al ver a la policía acechando, avisó a gritos al comando y escapó a la carrera.

Bouchar, nacido el 9 de enero de 1983 en Ait Lahcen Oulla (en la región de Kenitra, Marruecos), es el único de los moradores de la vivienda de Leganés que logró eludir el cerco policial el 3 de abril de 2004. Se topó con los agentes que habían dado con el piso de la calle de Carmen Martín Gaite cuando bajó a sacar la basura. Logró salir del portal y, tras avisar en árabe a sus compañeros de que estaban rodeados, escapó a la carrera. Fue entonces cuando los terroristas que el 11 de marzo había asesinado a 191 personas y habían intentado dos ataques contra sendos trenes AVE (uno de ellos, el día antes) entablaron un fuerte tiroteo con la policía desde las ventanas del piso.

Horas después, se volaban por los aires los hermanos Mohamed y Rachid Oulad, Rifaat Anouar Asrih, Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet, el Tunecino; Jamal Ahmidan, el Chino; Allekema Lamari y Abdennabi Kounjaa. En la explosión murió asesinado el subinspector del GEO Francisco Javier Torronteras.

El rastro de Bouchar fue recuperado parcialmente el pasado mes de junio, cuando un detenido aclaró que, el mismo 3 de abril, habían hablado en las inmediaciones de la estación de tren de Zarzaquemada (Leganés).

Una vía de escape

Bouchar le contó al testigo que no tenía más que lo puesto (iba vestido de chándal y tocado con una gorra de visera) y sin documentación. Por ello, necesitaba urgentemente un refugio y una vía de escape de España o, en su defecto, contactar con su amigo Mohamed Afallah, otro de los terroristas más buscados por el 11-M, aunque se le da por muerto en Irak.

Nada más se supo de él hasta hace 20 días, cuando fue interpelado durante un control rutinario por la policía serbia en un tren que llegaba a Belgrado procedente de Subotica, al norte del país, en la frontera con Hungría. La policía serbia investiga si pudo llegar desde Austria, ya que diariamente un tren procedente de ese país hace una larga escala en Subotica.

La emisora de radio serbia B92 aseguró ayer que la detención se produjo el martes por la noche. La nota distribuida ayer por el Ministerio del Interior español no aclaraba la fecha de la detención, que las fuentes serbias consultadas sitúan en el 23 de abril. Los agentes le pidieron sus documentos de identidad y, tras varias negativas, dijo ser un ciudadano iraquí llamado Midhat Salah, que corresponde a una estrella del cine egipcio.

Los agentes lo detuvieron por infracción de las leyes de extranjería y lo condujeron hasta un centro de detención en las afueras de Belgrado llamado Padinska Skela, donde ha estado internado durante los últimos 20 días, como un indocumentado más pendiente de expulsión del país. Allí fue interrogado de nuevo el martes y entonces dijo que no era iraquí, sino sirio.

La policía sospechó desde el principio de la "nula actitud de colaboración" del detenido, por lo que decidió tomarle las huellas dactilares y distribuirlas a través de Interpol. La reseña llegó a España, donde se comprobó que coincidían con las de Abdelmajid Bouchar, que tiene una orden.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de agosto de 2005