Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona dispondrá a partir de octubre de 15 vuelos intercontinentales directos

La compañía de bajo coste Air Madrid volará desde El Prat a siete ciudades latinoamericanas

Barcelona dispondrá a partir del próximo mes de octubre de 15 vuelos intercontinentales directos. La compañía de bajo coste Air Madrid empezará a volar desde El Prat hasta siete ciudades de Latinoamérica el 25 de octubre. Ese mismo mes, Aerolíneas Argentinas, del grupo Marsans, ofrecerá dos vuelos semanales a Buenos Aires (Argentina), y en septiembre, Air Europa pondrá en marcha una nueva ruta a Shanghai (China). Actualmente, el aeropuerto barcelonés cuenta con seis vuelos directos de larga distancia a Natal (Brasil), La Habana (Cuba), Nueva York, Atlanta y Filadelfia (Estados Unidos) y Shanghai.

En una primera fase, Air Madrid -pertenece al grupo Optursa y comenzó a operar en mayo de 2004- volará directamente desde El Prat hasta Ciudad de México (México), Bogotá y Cartagena de Indias (Colombia), Santiago (Chile), Lima (Perú), Quito (Ecuador) y Buenos Aires (Argentina). Con la puesta en marcha de estos nuevos vuelos, Air Madrid, que cerró su primer ejercicio financiero con unas pérdidas de seis millones de euros, elevará a 62 el número de vuelos transatlánticos semanales, la mayoría de los cuales despegan y aterrizan en Madrid.

Dos semanas antes de que despeguen estos vuelos, Aerolíneas Argentinas iniciará sus vuelos a la capital argentina. Será la primera vez que un avión vuele directamente desde El Prat hasta Latinoamérica. A fecha de ayer, de los 247 asientos disponibles tan sólo quedaban a la venta 7, en clase turista. Ahora mismo, desde Barcelona también salen otros dos vuelos semanales rumbo a esta región: uno a La Habana, y otro a la ciudad brasileña de Natal, aunque este último sólo en verano.

El Comité para el Desarrollo de Rutas Aéreas (CDRA) -formado por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, la Cámara de Comercio de Barcelona y AENA- considera que estos nuevos vuelos son los que hay que seguir promoviendo para que El Prat se convierta en un aeropuerto intercontinental. Jordi Portabella, concejal de Promoción Económica del consistorio barcelonés, explica que, a pesar de contar con 24 millones de pasajeros, "lo que nos sitúa como el noveno mayor aeropuerto de Europa", a El Prat "le faltan más vuelos" de este tipo.

A su juicio, "el proceso de globalización ha cambiado las relaciones empresariales y turísticas", que cada vez tienen más peso en China y los países de Europa del Este. Por ello, ya que Madrid "se ha situado en el mercado latinoamericano", Barcelona tiene que afianzarse "como la puerta de entrada de los países asiáticos".

El próximo 25 de septiembre la compañía Air Europa empezará a volar desde Barcelona hasta Shanghai. "En principio será un vuelo semanal, pero, dependiendo de la demanda, la compañía tiene pensado ampliarlo a dos", explica el coordinador del CDRA, Jordi Soler, de la Cámara de Comercio de Barcelona. De esta forma, el aeropuerto de El Prat contará con dos aerolíneas que se dirigirán regularmente a Shanghai. La otra es Air Plus Comet, que empezó a volar al gigante asiático el pasado mes de julio. En este caso, la línea tiene como punto de partida Madrid, pero hace escala en Barcelona. Sin embargo, a la vuelta, por ahora Madrid es el destino.

A pesar de contar con dos vuelos a China, Portabella no se conforma. "Barcelona tiene que conectarse con otras ciudades del país, como Pekín o Hong-Kong, para comunicarse con el mayor número de puntos del territorio". Sólo de esta forma "El Prat podrá consolidarse como puerta de entrada y salida hacia China", añade. Soler, por otra parte, asegura que el CDRA, después de realizar una serie de estudios, está muy interesado en que El Prat tenga vuelos regulares a otras ciudades del este; por ejemplo, Tokio (Japón) y Dubai (Emiratos Árabes).

Además de Asia, la estrategia del CDRA también incluye potenciar las relaciones con Norteamérica. Desde 2004, Delta Airlines vuela diariamente de Barcelona a Nueva York, aunque en invierno hace escala en Madrid. Además, durante todo el verano y hasta noviembre, se realizan, desde este año, otros dos vuelos diarios: uno a Atlanta (Delta Airlines) y otro a Filadelfia (US Airways). "Barcelona también está interesado en volar a Montreal" (Canadá), apunta Portabella, "mediante la aerolínea Transat Tours Canadá". Por otra parte, ayer, la compañía de bajo coste Ryanair informó de que está estudiando volar a Malta desde Girona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 2005