La Iglesia vende su parte de la herencia Nadal

El Obispado de Málaga ha vendido los terrenos que poseía de la herencia Nadal de Estepona, unos 1,5 millones de metros cuadrados de los 3 millones que contiene, y cuyas plusvalías espera destinar a un proyecto educativo, previsiblemente una nueva universidad, una vez el Ayuntamiento apruebe el nuevo PGOU.

El grupo turístico Globalia (Air Europa, Halcón Viajes y Travel Plan) ha sido el comprador de estos terrenos junto a la costa, que deberán ser recalificados por el Ayuntamiento para su posible urbanización.

El obispo de Málaga, Antonio Dorado, informó de que los beneficios obtenidos se destinarán a un proyecto educativo para ayudar a "los más necesitados". "De este modo revertirá el valor de los terrenos en los ciudadanos de Estepona", comunicó el obispo, cuyo portavoz no aclaró los detalles de la operación.

Tanto el Obispado como Unicaja, propietaria de la otra mitad de la herencia, tienen interpuestas demandas judiciales contra un grupo de colonos que tienen arrendadas tierras, porque alegan que no las cultivan. José Manuel Montoya, miembro de la Junta de la Asociación de Colonos, se mostró esperanzado tras la venta de la mitad de los terrenos. "Quisiera verlo como una operación positiva, ya que el presidente de Globalia, José Hidalgo, ha mostrado su disposición a dialogar con los colonos para solucionar los problemas", declaró.

El concejal de Izquierda Unida, Eduardo Alarcón, denunció que la operación supondrá "otro de los pelotazos urbanísticos de Estepona".

Para el edil, la operación, tras la recalificación de los terrenos, devendrá en la construcción de "una pantalla de cara a la playa. Será una zona de bloque sobre bloque", criticó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de agosto de 2005.

Lo más visto en...

Top 50