Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adidas compra Reebok por 3.100 millones para competir con Nike

La compañía alemana aspira a controlar un 20% del mercado deportivo de EE UU

La compañía de prendas deportivas alemana Adidas anunció ayer la compra de la estadounidense Reebok, en una operación valorada en 3.100 millones de euros. El objetivo de Adidas es disputar el liderazgo del mercado al gigante Nike en su propia casa: EE UU. Con la compra, Adidas controlará un 20% del mercado de equipamiento deportivo estadounidense frente al 36% de Nike. Sólo en calzado deportivo, las ventas mundiales mueven cada año más de 27.000 millones de euros. Un tercio del negocio lo controla Nike.

Adidas pagará 59 dólares en efectivo por acción de Reebok, un precio que supera en un 34% la cotización al cierre de la Bolsa el martes.

La pugna comercial Adidas-Nike no sólo pone en juego capital y un jugoso negocio en todo el mundo. Es, también, una guerra de marketing. Nike recurre para apoyar sus ventas al patrocinio deportivo y a figuras como el golfista Tiger Woods, y el equipo del Manchester United. Adidas hace lo propio con figuras como el futbolista David Beckham y el Real Madrid. Pero la compra de Reebok, fundada en 1979 por su presidente y principal accionista, Paul Fireman (17% del capital) ha fortalecido las armas publicitarias de Adidas.

Con la compra, Adidas se hará también con el negocio de indumentaria deportiva de Reebok y con las licencias para comercializar los artículos de la Liga de Fútbol Americano (NFL) y la de Baloncesto (NBA). La firma alemana duplicará, además, las ventas en Estados Unidos, la casa de su rival, y aumentará el potencial de negocio, ya que tendrá una mayor fuerza negociadora ante los distribuidores del país y de espacios comerciales como la cadena Foot Locker.

El mercado estadounidense es el mayor del mundo para los artículos deportivos. Él solo supone la mitad de los 27.000 millones de euros que se gastan anualmente en todo el planeta en calzado deportivo.

La cuota de mercado de Adidas en Estados Unidos es del 8,9%, mientras que Reebok controla el 12,2% y Nike el 36%, según datos de la Sporting Goods Manufactures Association. Cuando culmine la transacción, las ventas de Adidas se elevarán a 9.550 millones de euros, frente a los 11.229 de Nike.

"El anuncio de hoy es un gran hito estratégico", declaró ayer el presidente de la compañía alemana, Herbert Hainer, en Herzogenaurach, sede de la empresa. Hainer habló de la "oportunidad única" que supone unir "dos de los fabricantes más respetados y conocidos de la industria mundial de accesorios deportivos". Tras la compra, que aún está pendiente de aprobación de los demás accionistas de Reebok y de las autoridades de control de la competencia, Fireman seguirá al frente del negocio estadounidense, que mantendrá la marca Reebok. Adidas cuenta con cerrar la operación en el primer semestre de 2006.

En paralelo a la compra de Reebok, Adidas está en pleno proceso de venta de su participada Salomon, una sociedad francesa, especializada en golf y deportes de invierno, que adquirió en 1997. Adidas espera cerrar la venta de Salomon a la finlandesa Amer Sports en septiembre. La compañía se desprenderá así de un lastre que en el año 2004 sólo le proporcionó un resultado operativo de nueve millones de euros, con una facturación de 653 millones.

La Bolsa de Francfort acogió ayer la operación con optimismo. Las acciones de Adidas se revalorizaron un 6,9%, hasta costar 157,98 euros. No obstante, se produjo una primera reacción de escepticismo en el mercado. "Somos escépticos porque vemos este paso impulsado sobre todo por la necesidad de complementarse con el mercado regional de Estados Unidos y, por lo demás, esperamos pocas sinergias", declaró a la agencia Reuters el analista Jörg Frey, de Sal Oppenheim.

Buenos resultados

Adidas acompañó el anuncio de la adquisición en Estados Unidos con la publicación de unos resultados del segundo trimestre más positivos de lo esperado.

La facturación del consorcio Adidas ascendió en ese periodo un 8%, hasta 1.516 millones de euros, mientras que su resultado operativo mejoró en un 25% para situarse en 153 millones, después de alcanzar 123 millones en el segundo trimestre de 2004.

El año pasado, la facturación de Adidas del tercer al sexto mes del ejercicio fue de 1.401 millones de euros. En cuanto a los beneficios netos, la marca de las tres barras los aumentó en el segundo trimestre un 33%, hasta 94 millones de euros (70 millones entre abril y junio del año 2004).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de agosto de 2005