Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Publicidad impuesta

Todos los días (¡todos!) recibo la llamada de alguna operadora telefónica ofreciéndome su última promoción en ADSL, televisión, telefonía fija, etcétera. Curiosamente, son sólo este tipo de compañías las que llaman, aunque supongo que cualquier empresa de cualquier tipo podría hacer lo mismo, puesto que los números de teléfono de cada uno de nosotros están en las páginas amarillas.

Detesto la publicidad y la suelo evitar, en la tele, radio, prensa, carteles, etcétera, o en todo caso yo elijo si quiero fijarme, ver, oír algo o no. Pero este nuevo método de intromisión sin mi consentimiento (no voy a dejar el teléfono desconectado en mi propia casa) me parece completamente inmoral y además me crea una sensación de indefensión tremenda; es como tener auténtico spam, pero telefónico, de empresas contrastadas y que simpáticamente se produce a la hora de la siesta. ¿Es esto legal? ¿Se puede denunciar? ¿O sólo me queda el frustrante, injusto e inútil recurso del grito a la pobre chica del otro lado del teléfono.

Más información
Pena de cárcel para un ex empleado de AOL que vendió 92 millones de direcciones de correo
Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS