Cartas al director
i

Más sentido común en política

Escribo estas líneas para expresar mi malestar con las opiniones que están vertiendo nuestros políticos en relación a la desgracia acaecida en Guadalajara. En una ocasión, un profesor mío dijo que, según sea el pueblo, así es su clase política. Creo que los políticos de nuestra nación están dejando mucho que desear, están utilizando a la ligera a quienes ya no están entre nosotros tras una desgracia tan grande como la que ha provocado el incendio en la región manchega.

La sociedad española no tiene unos políticos de primera, no están a la altura de una sociedad que cada día se escandaliza más de la bochornosa imagen que dan en el Congreso y en sus aledaños. Nos falta poco para ver las peleas que se producen en otros parlamentos donde incluso se llega a las manos.

Pido, como miembro de la ciudadanía, un colectivo político más sensato, que emplee más el sentido común y que no utilice a los muertos, ni a sus familias, para conseguir un puñado de votos. Las familias llevan el dolor, los políticos deben dedicarse a buscar soluciones y no a entrar en el juego continuo de la descalificación y el oportunismo; los problemas se discuten en el Parlamento y no en los pasillos, ni en los funerales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50