Un asesor de Interior calcula que España tiene 1.000 islamistas radicales

El asesor del ministro de Interior, José Antonio Alonso, en materia de terrorismo Fernando Reinares cifra en un millar los islamistas residentes en España que estarían dispuestos a integrarse en una célula terrorista para cometer atentados. Reinares es catedrático de Ciencia Política en la Universidad Rey Juan Carlos e investigador principal de terrorismo internacional en el Real Instituto Elcano.

De los aproximadamente mil millones de musulmanes que hay en el mundo, entre uno y dos millones son susceptibles de una radicalización tal que terminen convirtiéndose en yihadistas, según un artículo de Reinares. A través de la aplicación de esta ratio, Reinares obtiene la cifra de casi mil islamistas radicales en España y el doble, en Reino Unido.

De tal forma que, según estudios de varios servicios de Inteligencia citados por Reinares, los atentados frustrados en territorio europeo en los últimos cuatro años podrían oscilar entre los 15 y los 30. Aun así, Reinares considera "exiguo" el porcentaje de musulmanes que sufren tal proceso fundamentalista como para convertirse en terroristas.

Asegura también el asesor del ministro Alonso que tan sólo una pequeña fracción de los musulmanes radicalizados se implica finalmente en actividades terroristas. Aun así, Reinares advierte: "Estamos ante un fenómeno que puede ser contenido y aminorado, pero cuya pronta erradicación no es, hoy por hoy, una expectativa realista".

Predispuestos

El catedrático precisa que estas cifras se refieren a aquellos musulmanes susceptibles de ser movilizados, es decir, que muestran su "predisposición" a verse inmersos en procesos de radicalización, consistentes en hacer suyo el "ideario yihadista" y mostrarse favorables a participar en actos de terrorismo, entendido como el "cumplimiento imperativo religioso de la yihad".

En el análisis publicado el pasado 11 de julio por Reinares en los cuadernos del Real Instituto Elcano, señala que con anterioridad a la invasión de Irak, el terrorismo islamista, o internacional como lo llama Reinares, tenía ya una estrategia "dual" consistente en golpear, por una parte, al "enemigo cercano", es decir, a los países con Gobiernos que consideran apóstatas, y, por otra, al "enemigo lejano", básicamente las sociedades occidentales. En este último apartado sitúa Reinares los ataques del 11-M y el 7-J.

En otro análisis publicado por el Instituto Elcano en la misma fecha, el profesor del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Granada Javier Jordán analiza la variedad de perfiles de los islamistas asentados en España y la trascendencia de la integración sociocultural en la lucha contra este fenómeno. Jordán distingue entre los socialmente integrados y los socialmente marginales, aunque ninguno de estos dos grupos, según sus conclusiones, predomina sobre el otro en España, sino que depende de la red terrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 24 de julio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50