Un curso se centra en los problemas de las mujeres árabes

Resaltar el papel que hoy día juega la mujer en el mundo árabe y romper con imágenes "deformadas" que Occidente tiene sobre las sociedades islámicas es uno de los objetivos que persigue el curso Mujeres árabes del siglo XXI: problemas jurídicos, conflictos sociales, que durante toda esta semana se imparte en la sede Antonio Machado de la Unia en Baeza (Jaén), de la mano de arabistas como Carmelo Pérez, subdirector del Instituto de la Paz y los Conflictos de la Universidad de Granada.

"Aunque es cierto que en estas sociedades existen muchas desigualdades, la invisibilidad que sufren grupos de mujeres que luchan por mejorar su situación no facilita un mejor conocimiento del otro y provoca sentimientos de rechazo y incomprensión", resaltó Pérez, quien reconoció la "complejidad" del mundo árabe debido a la "heterogeneidad" de cada país y región. El director del curso insistió en que en los últimos 10 años ha florecido un movimiento social "muy dinámico" que ha introducido cambios positivos para la democratización de países con regímenes autoritarios. "Existen grupos muy activos que van desde mujeres laicas hasta islamistas, que persiguen, con su particular universo simbólico y cultural, una mayor igualdad con los hombres y mejoras que acaben con las injusticias sociales", señaló el director del curso.

Cambios legislativos como la desaparición del deber de obediencia de la esposa, el derecho al divorcio o la restricción de la poligamia en Marruecos, Argelia y Túnez fueron algunos de los ejemplos abordados, así como la feminización de los parlamentos de estos países, con un índice del 10,7% en Marruecos y el 12% en Túnez. Aunque la población activa femenina en estos países no supera el 30% del total, Pérez se mostró esperanzado y señaló cómo la mujer tiene un mayor peso en campos como la educación o la sanidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de julio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50