Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consorcio de la Zona Franca invertirá 783 millones en proyectos inmobiliarios e infraestructuras en cinco años

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) prevé invertir 782,8 millones de euros en proyectos inmobiliarios, de infraestructuras y logística en los próximos cinco años. En este periodo, la entidad espera hallar una ubicación para construir un puerto seco cerca del área metropolitana de Barcelona, que el CZFB cree prioritaria para Cataluña.

El delegado especial del Gobierno central para el CZFB, Manuel Royes, admitió que hallar un terreno para el puerto seco "está costando" más de lo esperado. "Al principio pensábamos en un lugar de 500 hectáreas, pero ahora ya nos conformamos con 150 o 200", reconoció. A este espacio, para el que hay un presupuesto de 90 millones de euros, se deben trasladar en ferrocarril las mercancías que lleguen al puerto de Barcelona para que luego sean distribuidas o bien destinadas a varios procesos de fabricación. "El 95% de los contenedores que llegan a Barcelona se transportan en camiones, lo cual ahora supone que las vías se colapsen con facilidad", agregó Royes.

El consorcio invertirá 89 millones de euros en el proyecto ideado para los antiguos cuarteles del barrio de Sant Andreu. De los más de 100.000 metros cuadrados, cerca de la mitad se destinará a equipamientos y el resto a viviendas y comercios. El consorcio también ha encargado un estudio para ver las actividades que se pueden instalar en las 50 hectáreas de terreno que compró a la Seat y que ahora quiere convertir en un polígono para procesos que aporten valor añadido a la producción.

Royes avanzó que en este espacio probablemente se reubicarán las actividades industriales de Can Batlló y el barrio de la Marina, que están afectadas por planes urbanísticos. Aseguró que "es un compromiso que ha adquirido con Clos" y que, además, no ocuparán más de dos hectáreas.

Prisión de preventivos

Sobre la posibilidad de que en parte de estos terrenos pudiera ubicarse la cárcel de presos preventivos de Barcelona, Royes afirmó que el Departamento de Justicia no se ha dirigido en ningún momento al consorcio. "No tenemos competencias. En cualquier caso, con quien deben hablar es con el Ayuntamiento", agregó.

Sin embargo, Royes sostuvo que el alcalde de Barcelona, Joan Clos, se ha reunido con cuatro alcaldes del área metropolitana para saber si están interesados en albergar la prisión. Según Royes, Clos se dirigió a los alcaldes de Esplugues, El Prat, Sant Just y Sant Boi, pero ninguno de ellos aceptó.

Una portavoz del Ayuntamiento de Barcelona negó que Clos se haya puesto en contacto con estos consistorios y recordó que es la Generalitat la que debe hallar una ubicación para la cárcel. Estas fuentes aseguraron que hasta ahora el alcalde se ha limitado a sugerir que el centro se puede instalar en otra ciudad del área metropolitana. De cualquier modo, señalaron, el alcalde "está dispuesto a negociar con Justicia". Los cuatro ayuntamientos mencionados por Royes también negaron que Clos se haya a dirigido a ellos para tratar de este asunto, informa Glòria Ayuso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2005