Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:OLIMPISMO | Concluye la decisiva cita de Singapur

"Vamos a revisar todo el proceso"

El presidente del COI, Rogge, admite la excesiva politización en la elección de sede y anuncia cambios en la admisión de deportes

"Vamos a revisar todo el proceso", dijo ayer un serio Jacques Rogge, presidente del COI, al término de su 117ª Sesión, en Singapur. Tras una semana de reuniones al más alto nivel y de decisiones importantes, la conclusión es que se deben arreglar muchas cosas. Alberto de Mónaco no estuvo ya en la jornada final.

"Ha sido una semana importante", dijo Rogge, "en la que el punto principal fue la elección de la sede de los Juegos de 2012. Y estamos desolados por los atentados ocurridos en la ganadora, Londres". Luego, tras el comienzo solidario, reconoció las críticas a las grandes influencias políticas que han existido en la misma, empezando por los dos días de lobby del primer ministro británico, Tony Blair, junto al encanto del líder de la candidatura, Sebastian Coe.

"¿Qué es influencia política?", planteó Rogge. "No tiene nada de malo que los miembros debatan con los políticos. No es influencia política pedir el voto. No les pidió que se afiliasen al partido laborista", apuntó. Pero, tras esta exótica disculpa, admitió: "De todas formas, de todos los procesos se aprende y para el futuro nos reuniremos con las ciudades candidatas para que las carreras por las elecciones de las sedes sean lo más imparciales posibles".

Rogge también incluyó en la revisión los enormes gastos, que en los casos más significativos de inversión en la lucha por la cita de 2012 llegaron a los 30 millones de libras (más de 43 millones de euros) de Londres y a los 37 millones de euros de París.

Pero Rogge no sólo tiene un debate externo, sino uno interno mucho más profundo tras el absurdo resultado que dejó sin entrar dos deportes, el squash y el kárate. Se esforzó por justificar lo ocurrido, pero confesó que deberá cambiarse el método.

"Muchos miembros me vinieron a ver por la noche y estuvimos hablando. La realidad es que las votaciones siempre indicaron que ningún deporte iba a poder entrar porque les costaba conseguir hasta la mayoría simple. Mucho menos, pues, los dos tercios. Los miembros decidieron que no añadían calidad al programa. Pero reconocemos que ese listón de dos tercios de los votos es muy alto y vamos a reconsiderarlo en la próxima elección, de 2009, y dejarlo quizá en la mayoría simple. Además, es posible que dejemos a las federaciones hacer sus presentaciones, como las ciudades, para que los miembros puedan conocerlas mejor", dijo.

También se refirió Rogge a las expulsiones del béisbol y el sóftbol: "El COI optó por la calidad del programa. Por el juego limpio y la universalidad. El béisbol no ha solucionado el problema de incorporar a sus grandes figuras profesionales a los Juegos y tampoco ha adecuado sus reglas de dopaje. El sóftbol tiene un claro problema de falta de extensión".

Respecto a la participación de los profesionales de las Grandes Ligas, como hizo el baloncesto con los de la NBA o el hóckey sobre hielo con los de la NHL, Reynaldo González, miembro cubano, fue muy explícito: "¿Profesionales? ¿Y dónde están los del fútbol, porque el de los Juegos es un torneo sub 23 y nadie dice nada. Se ha tratado al béisbol con distinto rasero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 2005