Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU teme que los socialistas cedan ante el PP en el Estatuto y el resultado sea la "frustración"

Valderas pretende celebrar otra reunión con la dirección del PSOE para tratar más temas

El temor de Izquierda Unida es que los socialistas cedan en extremo frente al PP para consensuar la reforma del Estatuto y eso desemboque en la "frustración" de las aspiraciones de los ciudadanos. El coordinador de IU, Diego Valderas, puso ayer el énfasis en esta posibilidad en la víspera de la entrevista que mantendrá hoy con el presidente de la Junta, Manuel Chaves, dentro de la ronda de contactos del socialista con los líderes políticos. Valderas anunció que su formación coloca en el primer puesto de los objetivos de la reforma estatutaria los derechos sociales.

Para IU la verdadera amenaza de la recta final de la reforma estatutaria es que el PSOE elija como única pareja de baile a los populares, y las otras dos formaciones con representación parlamentaria, entre las que se encuentra la federación, se queden en un segundo plano. "Esta es mi preocupación", dijo Diego Valderas, "que el PSOE vaya de la mano del PP y tenga una actitud de frenazo, límite y corsé". A su juicio, una decisión de estas características, además de un "error histórico" de primer orden, significará una enorme "frustración" para las aspiraciones de los ciudadanos.

En conferencia de prensa, Valderas añadió que atenuar las demandas estatutarias es también "traicionar" el espíritu del 28-F , del que, recordó, "la derecha no fue partícipe". "En esa fecha Andalucía rompió el modelo autonómico de las dos velocidades, de ahí la importancia de que Andalucía se llame nación o nacionalidad".

Pese a la última afirmación, el coordinador de IU reiteró que la posición de la federación de izquierdas es que si el Consejo de Estado da cabida a esta denominación y la Constitución lo permite, Andalucía "debe aspirar al máximo, aún más si otros territorios adoptan el término", precisó. Valderas fue a más y se mostró convencido de que si se llega a un consenso sobre este asunto, el propio PSOE no pondrá problemas.

El dirigente de IU puso especial énfasis en el hecho de que cuenta con el respaldo por unanimidad del Consejo Andaluz de su fuerza política, celebrado el pasado viernes, por lo que, al menos en los que respecta a la reforma del Estatuto, IU "está sin fisuras y más unida que nunca por Andalucía". A este respecto, agregó que tiene el mandato de la coalición de colocar en el primer puesto de los objetivos de la reforma los derechos sociales, como los servicios públicos y la renta básica.

Diego Valderas aseguró que acude a la cita con Chaves con "ilusión y dispuesto al diálogo útil". En su opinión, existe espacio político y mayoría suficiente para configurar un Estatuto que alcance el máximo techo competencial, y sea tratada en pie de igualdad a cualquier otro territorio.

Izquierda Unida ha expresado su deseo de que el referéndum de la reforma estatutaria se realice en 2006, si bien Valderas matizó ayer que, en el caso de se retrase, no sea más allá del Día de Andalucía de 2007.

Además del Estatuto, el coordinador tiene la intención de tratar con el presidente de Junta otros asuntos. En este sentido, dijo que planteará el acelerón de la reforma de la ley de creación de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA), pendiente de la aprobación final del Parlamento autonómico, y que en un breve plazo la Cámara pueda designar al nuevo director general del ente.

También pretende abordar la financiación autonómica y la sanitaria y el mantenimiento en el Estatuto de la deuda histórica [Disposición Adicional Segunda]. Valderas planteó la necesidad de celebrar otra reunión entre las direcciones de PSOE e IU para tratar estos temas, entre los que incluyó igualmente la reforma de la Constitución.

Consejo Audiovisual

El coordinador de IU dijo que mantendrá el compromiso que adquirió con el PSOE de proponer dos miembros para el futuro Consejo Audiovisual. Socialistas y populares retomaron la pasada semana los contactos, tras la polémica del pasado mayo por el reparto de sus miembros, con el acuerdo de los grupos de "partir de cero". La última propuesta del PSOE, que es la que se está negociando, incluye la elección de nueve miembros de forma proporcional (cinco el PSOE, dos el PP, uno IU y otro el PA), mientras los dos restantes hasta alcanzar los once se elegirían por consenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2005