Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Guipúzcoa invertirá 44 millones en construir los 5,5 kilómetros de la variante de Zarautz

La construcción de la variante de Zarautz, un nuevo vial de 5,5 kilómetros de longitud que discurrirá ceñido a la autopista A-8, permitirá liberar el tráfico que actualmente circula por el casco urbano de este municipio y transformar la actual carretera en una trama de uso prioritario para el peatón. La Diputación de Guipúzcoa presentó ayer el proyecto del trazado, que requerirá de una inversión total de 44 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de dos años y medio.

La nueva variante de Zarautz, según explicó ayer el responsable foral de Infraestructuras Viarias, Javier Zuriarrain, acompañado del diputado general, Joxe Joan González de Txabarri y de la alcaldesa de la localidad, Maite Etxaniz, absorberá inicialmente el paso de 14.145 vehículos diarios, que aumentarán hasta 21.000 en el año 2007, de los que el 13% serán pesados.

La variante, de dos carriles, se inicia en la intersección de la carretera de la costa N-634 con el peaje de la A-8. Desde este punto parten dos ramales que cruzan la autopista mediante pasos inferiores. El tronco de la nueva carretera discurre con un trazado paralelo a la autopista en dirección a Getaria, atraviesa el polígono industrial Abendaño y llega hasta la rotonda de Irein, situada debajo de la carretera de Zarautz a Meagas. Desde este punto, la variante entre mediante un túnel de 975 metros en el monte Santa Bárbara y sale en el paseo costero entre Zarautz y Getaria. La variante tendrá dos enlaces intermedios para acceder al centro de Zarautz y conexiones en los extremos para comunicarse con Orio y Getaria.

Además de los 5,5 kilómetros de longitud, la variante contará con otros 1.500 metros de ramales y conexiones. Las principales obras que se contemplan en el trazado son el mencionado túnel de Santa Bárbara y dos viaductos, de 125 y 110 metros de longitud, respectivamente.

El presupuesto base de licitación de la obra es de 42,5 millones de euros, a los que deberán sumarse los costes de modificaciones de líneas y servicios y los de indemnizaciones por expropiación y afecciones, que aumentarán el coste en otros 1,5 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2005