Un gamberro siembra el pánico al accionar el freno en un cercanías

Un desconocido sembró la noche del sábado el pánico entre los viajeros de un tren al tirar del freno de emergencia de un convoy de cercanías de la línea C-2, que cubre el trayecto entre la estación madrileña de Chamartín y la de Guadalajara. Esta línea es una de las que sufrieron los atentados del 11-M, informaron a Efe fuentes policiales.

El incidente, que los investigadores consideran fruto de una "gamberrada", ocurrió a las 23.18 cuando el tren circulaba a la altura de la estación de Torrejón de Ardoz.

En el momento en que fue accionado el freno, el tren paró bruscamente, lo que causó el pánico entre los pasajeros, muchos de los cuales salieron de los vagones y corrieron por las vías para alejarse del convoy. Dada la confusión que se produjo, la policía no consiguió localizar a la persona que había efectuado la parada de emergencia del tren, y tras interrogar al maquinista sólo pudo averiguar que el freno accionado era el del vagón número 6.

Según informó una portavoz de Renfe, el tren permaneció parado 11 minutos a consecuencia de estos hechos, hasta que, a través de megafonía, se comunicó a los pasajeros que podían volver a subir al convoy y continuar su trayecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de julio de 2005.