Los trabajadores municipales de Sanlúcar prosiguen sus movilizaciones con una caravana de coches

El conflicto laboral en el Ayuntamiento de Sanlúcar (Cádiz) se prolonga. Los trabajadores municipales protestaron ayer con una caravana de coches que recorrió las calles del municipio. Unos 70 vehículos, según las cifras de los sindicatos, participaron en esta movilización que había sido autorizada por la Subdelegación del Gobierno. Los empleados reclaman al equipo de gobierno (PP-Alternativa Sanluqueña) un plan de saneamiento "realista", ante las dificultades económicas del Ayuntamiento, y un mayor control en las contrataciones.

Desde hace ocho días, representantes sindicales permanecen encerrados en dependencias de la Jefatura de la Policía local, en lo que denominan una "asamblea permanente". También han iniciado una recogida de firmas y han convocado para el miércoles una concentración.

A pesar de que la huelga convocada por los trabajadores el mes pasado -que duró 11 días y dejó acumuladas en las calles casi un millón de toneladas de basura- terminó el pasado 27 de mayo, las protestas han continuado. Las movilizaciones se retomaron después de que el equipo de gobierno, en un tenso pleno, aprobara en solitario el plan de saneamiento municipal, plagiado del mismo presentado por el Ayuntamiento de Zaragoza.

Desde ese día, trabajadores municipales se mantienen encerrados en dependencias policiales, lo que provocó la ira de los responsables políticos del Consistorio, que incluso presentaron una denuncia por ocupación ilegal de instalaciones públicas. CC OO aseguró ayer que prepara un requerimiento notarial para exigir al equipo de gobierno la retirada de unas declaraciones en las que se calificaba como "delincuentes" a los trabajadores del Ayuntamiento.

Reducir el déficit

Las posiciones seguían separadas hasta ayer, cuando el equipo de gobierno anunció la convocatoria de la mesa de negociación para este lunes y algunas medidas como la retirada del proyecto para crear una radio y una televisión municipal, la eliminación de horas extraordinarias y gratificaciones innecesarias, la materialización de un convenio con la Diputación Provincial para aumentar la presión fiscal a los morosos o establecer un sistema de prioridades para calibrar la urgencia de los proyectos de la ciudad. Son medidas encaminadas a reducir el déficit del Ayuntamiento.

El presidente de la Junta de Personal, Rafael Ávila, definió el gesto de la corporación como "positivo", aunque confirmó que las movilizaciones no se desconvocarían. Seguirán encerrados en la Jefatura hasta el comienzo de la reunión del lunes. Partidos políticos de la oposición, sindicatos y diversos colectivos ciudadanos han convocado una concentración el miércoles en apoyo de las reivindicaciones de los trabajadores municipales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción