Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La petrolera china Cnooc lanza una oferta por la estadounidense Unocal en pugna con Chevron

El precio asciende a 15.276 millones y sería la mayor operación en EE UU de un grupo chino

China está dispuesta a asegurarse las reservas de petróleo y gas que necesita su pujante economía. Cnooc, tercera petrolera del gigante asiático, ofreció ayer 18.500 millones de dólares (15.276 millones de euros) por la octava compañía estadounidense del sector, Unocal. La propuesta de Cnooc, una firma estatal, que pagaría en metálico, supera en 1.238 millones de euros la realizada por la también estadounidense Chevron. Si culmina, será la mayor adquisición jamás realizada por un grupo chino. Algunos congresistas en Washington creen que la compra puede ser una amenaza para EE UU.

Union Oil Company of California (Unocal), que había aceptado ser adquirida por Chevron, dijo ayer que estudiará la propuesta asiática, de 67 dólares por acción. El grupo chino tendrá ahora que convencer a los accionistas de que la prima compensa el riesgo de que la operación sea bloqueada por el Gobierno estadounidense.

Mientras los trámites reglamentarios de la oferta de Chevron están "prácticamente finalizados", según dijo ayer esta compañía, la compra por parte del conglomerado chino pondría en marcha un complejo proceso de revisión, ya que precisaría el visto bueno del organismo norteamericano que analiza las implicaciones para la seguridad nacional de la venta de empresas al extranjero.

Fu Chengyu, presidente ejecutivo de Cnooc, negó que la operación suponga una amenaza y dijo que es "puramente comercial". "Confiamos en que el Gobierno de Estados Unidos apoye el proyecto", dijo. El directivo afirmó que, a diferencia de Chevron, la propuesta china contempla mantener "prácticamente todos los empleos [6.500], incluidos los de Estados Unidos".

Para Cnooc, la operación es clave. Si logra su objetivo, multiplicaría por más de dos su producción de petróleo y gas, y aumentaría casi un 80% sus reservas, hasta alrededor de 4.000 millones de barriles de crudo equivalente. Además, se beneficiaría de la proximidad geográfica de esta materia prima que tanto necesita. La mitad de los 1.750 millones de barriles de reservas de Unocal se encuentra en Asia, y de éstas, el 62% es gas natural, un combustible que el gigante asiático está consumiendo cada vez más para reducir la contaminación.

Cnooc asumiría una deuda neta de la empresa adquirida estimada en 1.321 millones de euros, y tendría que pagar 412 millones de euros a Chevron en concepto de indemnización por cancelar su propuesta. El grupo chino, que tiene una capitalización bursátil de 18.166 millones de euros, aseguró que su oferta es amistosa. Algunos analistas estiman que el montante ofrecido hace presagiar que contraatacará en caso de que Chevron eleve su cifra.

Volatilidad y precios

La multinacional china asegura que la combinación de las dos empresas creará una cartera de productos más equilibrada entre gas natural y petróleo, lo que resultará en una mayor protección ante la volatilidad de los precios de ambas materias primas, uno de los objetivos que persigue Pekín.

La pelea por Unocal tiene una gran carga simbólica. Estados Unidos ve con preocupación el auge de las exportaciones chinas, un yuan (la divisa china) que cree artificialmente infravalorado, y la expansión económica e influencia internacional de Pekín. Los dos países son los dos mayores consumidores de petróleo del mundo.

China sabe que el fuerte crecimiento que ha experimentado su economía en las dos últimas décadas (más de un 9% medio anual) tiene un talón de Aquiles: la escasez de fuentes de energía. Si hasta 1995 era autosuficiente en petróleo, el año pasado el 39% del consumo procedió de las importaciones. La demanda se ha duplicado en los últimos 10 años, periodo en el que ha multiplicado las compras y alianzas en gas y petróleo en países como Sudán, Venezuela o Kazajstán.

El desafío a Chevron, que hubiera parecido inconcebible apenas hace cinco años, no lo es ahora. Pekín tiene en marcha un plan para formar un grupo de grandes multinacionales con presencia global. Lenovo completó el pasado mayo la adquisición por 1.445 millones de euros del negocio de ordenadores personales de IBM; TCL y la francesa Thomson crearon a finales de 2003 el mayor fabricante de televisores y de DVD del mundo, y el mayor productor de electrodomésticos chino, Haier, ha ofrecido 1.056 millones de euros con dos sociedades inversoras por Maytag, la cuarta compañía del sector estadounidense.

Reservas

Así, la oferta por Unocal es toda una demostración de fuerza. La compañía fue fundada en 1890 y es en la actualidad la octava compañía petrolera en EE UU por volumen de reservas de petróleo y gas natural, que ascienden a 1.750 millones de barriles. Su producción de crudo ronda una media de 429.000 barriles de crudo diarios.

La producción de Unocal va en expansión, gracias a las últimas inversiones realizadas en Asia (Indonesia, Tailandia y Myanmar) y a que la mitad de sus reservas energéticas (el 60% son de gas natual) se concentran en ese continente, lo que ha atraído la atención de sus rivales dentro y fuera de EE UU. Además, controla el 10% del oleoducto que opera la petrolera británica BP en Azerbaiyán hacia el Mediterráneo.

El primero en postularse por Unocal fue el gigante energético ChevronTexaco, la segunda petrolera de EE UU, al lanzar a inicios de abril una oferta de compra. También estaba interesado el grupo italiano ENI. Chevron sigue pensando que su oferta tiene más visos de prosperar que la de Cnooc porque la transacción debe pasar un examen menos problemático en EE UU que la OPA de la compañía china.

La compañías del sector advierten de que sería un gran error que Washington vetara la entrada del gigante petrolero chino si Unocal aceptara su oferta. "Hay que tener libre comercio", señalan desde ExxonMobil, la mayor compañía petrolera del mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de junio de 2005