Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tarín funde ritmos jamaicanos y jazz en dos discos

La situación de Alberto Tarín es análoga a la de muchos instrumentistas de jazz que compaginan su trabajo como músicos de sesión en proyectos de lo más diverso con la condición de líderes de sus propias formaciones, llamadas a saciar las inquietudes de una minoría. En su caso, las de una minoría interesada en la fusión de ritmos jamaicanos y jazz que ha plasmado en dos discos editados por el sello vizcaíno Brixton Records: Jazz'n reggae showcase Vol. 1 y Vol. 2.

Como sus títulos indican, bases sincopadas de herencia tradicional jamaicana, con especial predilección por los sonidos del dub, y desarrollos jazzísticos confluyen en una propuesta que se presenta como fusión de "roots reggaedrum and bass" y jazz.

El guitarrista valenciano aborda clásicos como el Imagine de John Lennon y el What a Wonderful world que inmortalizó Louis Armstrong, y otras composiciones de Henry Mancini, George Gershwin, Jobim y Cole Porter, acompañado por destacados músicos levantinos, como el saxofonista Perico Sambeat. Y con la colaboración de Ras Marcus, miembro de Rastafari Elders, y del vocalista jamaicano Derrick Morgan, aunque se trata de una grabación en su mayoría instrumental.

Tarín es conocido por haber trabajado como instrumentista y arreglista con colegas como Mecano, Raimundo Amador, Lolita y Seguridad Social. Su relación con el reggae ya quedó plasmada en un disco del grupo Jah Macetas. Recientemente ha acompañado en vivo a Rita Marley y compartió escenario con Carlos Santana.

Las cadencias jamaicanas dominan también The roads of love, la segunda entrega de los riojanos Starlites, editada también por Brixton. En ella, el rocksteady y el reggae se afrontan, en ocasiones, con un planteamiento próximo al groove, al acid jazz, al jazz funk e incluso a la música disco característica de los años setenta.

The Starlites publicaron su primer larga duración (Bikini groovy) en 2001. Antes, en 1998, habían debutado con un compacto de cuatro temas (Rock steady explosion), y su música también se ha escuchado en recopilatorios como Dr. Martens International Ska Festival o Latin ska jazz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de junio de 2005