Simancas insta a Aguirre a mediar en la protesta

La masiva incidencia de la segunda jornada de huelga de las ambulancias llevó ayer al líder de los socialistas madrileños, Rafael Simancas, a exigir al Gobierno regional su "intervención para que termine esta huelga o se cumplan los servicios mínimos con el fin de que no tenga unos efectos tan negativos para la salud de los ciudadanos".

Simancas no entró a valorar el incumplimiento de los servicios mínimos por parte de los trabajadores, pero sí incidió en que la huelga es "un problema muy grave que afecta a la sanidad pública, que es responsabilidad del Gobierno regional".

La segunda jornada de huelga fue seguida por más del 90% de los trabajadores, según los dos sindicatos convocantes, CC OO y UGT, los únicos en el sector. La patronal, Ametra, afirma que el seguimiento es "casi nulo" ya que la inmensa mayoría de los trabajadores acuden a sus puestos de trabajo, pero admite que la "incidencia" supera el 90% por los piquetes y las "coacciones" que sufren quienes quieren trabajar.

Ametra afirma que las 500 ambulancias del sector han sufrido en estos días "250 pinchazos de ruedas y rotura de lunas", algo que es negado por los sindicatos.

Están convocados a la huelga los 950 empleados de las 16 empresas que forman el sector, que destina el 85% de sus recursos al concierto que mantiene con la sanidad pública.Cada día de huelga, más de 7.000 pacientes se quedan sin transporte sanitario y sin alternativa. Los taxis y los coches de amigos y familiares están siendo los medios de transporte más utilizados por los pacientes.

Complemento de 60 euros

Los sindicatos exigen un aumento salarial del IPC más dos puntos y que se extienda a todo el sector el complemento de 60 euros mensuales que actualmente sólo cobran los empleados de dos empresas. La última oferta de la patronal fue del IPC más el 0,9% el primer año y del IPC más un 1,4% el segundo. Según los sindicatos, a última hora la patronal llegó a ofrecer el IPC más dos puntos, propuesta que fue rechazada por los trabajadores. Patronal y sindicatos están enfrentados por el convenio laboral que debe regular el sector en 2005 y 2006. Un empleado sin antigüedad cobra en el sector un salario base de 850 euros.

La próxima semana están convocadas tres nuevas jornadas de huelga, de martes a jueves, que pasará a ser indefinida a partir del 28 de junio. Fuentes sindicales explicaron que el Gobierno regional ha iniciado gestiones para que las dos partes retomen las negociaciones, rotas desde el pasado martes, el próximo lunes.

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción