Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

JP Morgan indemniza con 1.830 millones a los inversores de Enron

El banco zanja una demanda colectiva por ayudar a ocultar pérdidas

JP Morgan Chase se ha convertido en la entidad financiera que pagará la mayor indemnización hasta ahora a los inversores de Enron para compensarles por el colapso del grupo energético, en diciembre de 2001. El tercer banco estadounidense pagará 2.200 millones de dólares (1.830 millones de euros), 200 millones más que los pactados la semana pasada por Citigroup. Los accionistas y tenedores de bonos de Enron han recuperado hasta ahora 4.700 millones de dólares (3.900 millones de euros) en compensaciones.

El caso Enron va camino de convertirse en el más costoso de su tipo en EE UU. A través de una demanda colectiva, accionistas y tenedores de bonos de Enron piden a un grupo de bancos y firmas de inversión 30.000 millones de dólares (25.000 millones de euros) por ayudar a ocultar miles de millones de dólares de deudas en Enron, que acabó sufriendo uno de los mayores descalabros bursátiles de la historia. Una sexta parte de ese dinero ha sido recuperada con acuerdos como los de Citigroup y JP Morgan. También han realizado pagos similares Bank of America (69 millones de dólares), Lehman Brothers (222,5 millones de dólares) y antiguos directivos de la compañía (168 millones de dólares).

Pero el mayor desembolso de todos es, de momento, el de JP Morgan. Con el pago de 2.200 millones de dólares, acordado la madrugada de ayer, el banco consigue esquivar un veredicto del tribunal de Houston que podría ser muy comprometido para la entidad financiera, por su presunta participación en la trama financiera que llevó a la desaparición de la eléctrica.

JP Morgan fue acusada hace ahora tres años de engañar a los inversores al no informarles sobre el estado real de las finanzas de la eléctrica, que le llevó en diciembre de 2001 a declararse en quiebra. El banco ya hizo un primer pago de 135 millones de dólares en julio de 2003.

Quiebras y fraudes

La entidad dispone de un fondo para litigios próximo a los 4.700 millones de dólares, de los que 2.000 millones han sido utilizados ya en marzo para indemnizar a los propietarios de títulos de la telefónica WorldCom, que quebró también hace tres años a raíz de un fraude contable.

El nuevo desembolso se aproxima mucho a los ingresos netos del banco durante el primer trimestre, que alcanzaron los 2.260 millones de dólares. Como es habitual en todos los litigios de las grandes corporaciones con los inversores afectados por los escándalos financieros en EE UU, JP Morgan no admite ningún comportamiento irregular o fraudulento.

Ahora, el juzgado que lleva el caso Enron en Houston debe dar su aprobado a la indemnización, la sexta de las anunciadas hasta el momento. Están pendientes de solución las demandas contra Merrill Lynch y Credit Suisse First Boston, además del Canadian Imperial Bank of Commerce, Barclays, Deutsche Bank, Toronto-Dominion Bank, Royal Bank of Canada y el Royal Bank of Scotland.

Los representantes legales de los accionistas de Enron insisten en que seguirán adelante con el proceso para recuperar la máxima cantidad de dinero posible. "Habrá nuevas grandes sumas", afirmaba ayer William Lerach, uno de los abogados de los demandantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de junio de 2005