Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atentado hace descarrilar el tren que une la capital chechena y Moscú

Un atentado con bomba causó el descarrilamiento del tren Grozni-Moscú en la mañana de ayer. La explosión provocada por el artefacto explosivo no causó ninguna víctima mortal. Cinco personas fueron hospitalizadas y más de 40 resultaron con contusiones y heridas leves. Los terroristas eligieron el Día de Rusia -cuando se celebra la Declaración de la Soberanía-, para organizar el atentado contra el tren, que desde hace un año ha vuelto a unir la capital de Chechenia con Moscú tras una interrupción de casi 11.

El descarrilamiento se produjo sobre las 7.10 (hora local, dos horas menos en la España peninsular), cuando al tren, con 400 pasajeros a bordo, le faltaban 153 kilómetros para llegar a Moscú. La explosión dejó un cráter de un metro de diámetro y unos 50 centímetros de profundidad. El Servicio de Seguridad halló un cable en el riel derecho y un mando de fabricación casera para detonar explosivos a distancia en el lugar donde se ocultó el terrorista que detonó la bomba. Ésta, según cálculos de los especialistas, tenía una potencia equivalente a tres kilos de trilita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de junio de 2005