Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Autoridad Palestina aplica la pena de muerte a cuatro presos

Uno de los ejecutados fue condenado por colaborar con Israel

La Autoridad Nacional Palestina ejecutó ayer a cuatro reos, con lo que restableció la pena de muerte, que permanecía congelada desde hace tres años por decisión del anterior presidente, Yasir Arafat. Tres de los sentenciados estaban condenados por asesinato, mientras que el cuarto había sido sentenciado por colaborar con los israelíes facilitando información que permitió al Ejército localizar a un dirigente de Hamás.

Las ejecuciones se llevaron a cabo de madrugada en el patio de armas de los acuartelamientos de Jawazal y Serrallo en la ciudad de Gaza, mientras en los alrededores las fuerzas de seguridad palestina tomaban posiciones para evitar incidentes. Tres de los acusados fueron ahorcados, mientras que el cuarto, Salah Mossalem, condenado por haber colaborado con las fuerzas de ocupación, fue fusilado.

Estas ejecuciones son las primeras que la Autoridad Palestina lleva a cabo desde el 7 de agosto del 2002, fecha en que fue ejecutado el último condenado, Bashir Samee, responsable del asesinato y violación de dos mujeres. Esta ejecución provocó una campaña de protestas internacionales, especialmente de la UE, que obligaron a Yasir Arafat a congelar la pena de muerte. En marzo de 2004, el entonces presidente anunció que la restablecía, pero nadie fue ejecutado.

La Autoridad Palestina ha decidido aplicar las sentencias de muerte para tratar de frenar la anarquía que ha empezado a enseñorearse en los territorios palestinos, especialmente en la franja de Gaza, donde desde hace meses actúan impunemente bandas y facciones criminales, amparándose en objetivos supuestamente nacionalistas.

El presidente, Mahmud Abbas, ratificó y firmó la ejecución de los cuatro condenados el sábado, pocas horas después de haber recibido un informe favorable del Gran Mufti de Jerusalén, Ekrima Sabri, quien aconsejó al presidente palestino actuar con mano dura contra los delincuentes, ya que una actitud diferente podría "animar el fenómeno de venganza que está proliferando en la sociedad palestina".

La Autoridad Palestina, desde que fue instituida en 1995, ha ejecutado, con los cuatros sentenciados de ayer, a un total de 13 reos. En las cárceles de Cisjordania y Gaza se encuentran en el corredor de la muerte otros 70 presos. Durante los tres últimos años, nueve reos condenados por los tribunales han sido ajusticiados de manera arbitraria por hombres armados que, tomándose la justicia por su mano, han asaltado prisiones.

Las ejecuciones de ayer han provocado la reacción airada de los grupos palestinos de defensa de los derechos humanos. "Las ejecuciones no pueden arreglar los problemas de inseguridad", aseguró Raji al Sourani, uno de los líderes de defensa de los derechos humanos de Gaza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de junio de 2005