El cine Publi, en el paseo de Gràcia, echará el cierre este verano por falta de viabilidad

El presidente de Filmax sopesa la idea de abrir en el local un gran centro de negocios gallegos

El paseo de Gràcia se queda casi huérfano de cines. A los dueños de las salas de exhibición no les resulta rentable mantener cines pequeños en zonas céntricas de Barcelona. El último en sucumbir será el Publi, cuyas dos salas apagarán la luz del proyector definitivamente. "En principio será el próximo 31 de julio", ha confirmado el presidente de Filmax, Julio Fernández. Una de las posibilidades que éste sopesa como alternativa para el local es crear un centro de negocios de firmas gallegas.

Más información

"Un cine de sólo dos salas en el centro de la ciudad no se puede mantener. Lo es todo menos viable", explica Fernández, el empresario gallego que preside la productora y distribuidora de cine radicada en Cataluña. Hay precedentes. El Fémina, que desapareció devorado por las llamas de un incendio a principios de los noventa. Y en el mismo paseo de Gràcia, el Fantasio y el Savoy. No muy lejos de otras salas del Eixample de Barcelona, como el Astoria y el Montecarlo.

No se trata de que Filmax ponga una cruz sobre el negocio de la exhibición. Al contrario. La apuesta del grupo, en línea con sus rivales, es el concepto multisala de calidad, el complejo confortable de acceso fácil y que cuenta con, por lo menos, cinco pantallas. Esta apuesta se refleja en los cines que Filmax ya tiene desplegados.

En Cataluña dispone de 15 salas en el Centro Comercial Gran Via de L'Hospitalet, a escasos kilómetros de otro novedoso proyecto en Castelldefels. Y en Galicia funciona el Filmax Pontiñas, con seis salas, en la localidad de Lalín; además la empresa prevé inaugurar 11 salas a finales del mes próximo junto al palacio de congresos de A Coruña. La compañía proseguirá "la búsqueda de nuevos emplazamientos con buenas oportunidades de negocio para el futuro".

Centro Catalán de Artesanía

El plan para el Publi -un inmueble de 3.000 metros cuadrados con dos salas, cuyo aforo es de 470 y 360 espectadores- no es una venta millonaria. Fernández no tiene decidido el futuro del local, pero piensa más en alquilar.

En cuanro presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Cataluña, Fernández reflexiona sobre la posibilidad -"posibilidad, no hay nada cerrado", advierte- de hacer del número 55-57 del paseo un gran centro de negocios gallegos. Tendrá ocasión de discutirlo en el gran encuentro que entre el día 24 y el 26 de este mes reunirá en la zona del Fórum de Barcelona a más de 100.000 gallegos. El Centro Catalán de Artesaná, que se encuentra en la planta baja del inmueble, recuerda el Departamento de Comercio, Turismo y Consumo de la Generalitat, tiene previsto mudarse en breve a Ciutat Vella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de junio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50