_
_
_
_
OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Descontrol

Escucho las noticias en diferentes emisoras y me sorprende que no se diga nada de lo ocurrido en la "gran fiesta" por Madrid 2012, con los fuegos artificiales. Está claro que no interesa, pero debe saberse que estuvo totalmente descontrolado. Pudo haber heridos y ojalá, desde luego, que no haya pasado nada peor.

Pasadas las 21.30 estaba bajando la calle de Alcalá con unos amigos a la altura de las Escuelas Aguirre, cuando de repente empezaron los fuegos en dicho edificio, sin que hubiera ningún tipo de control de seguridad, algún límite o acordonamiento de la zona, ¡absolutamente nada! Mucha gente paseaba por la misma calzada de la calle de Alcalá, no ya por la acera, sin que nadie nos dijera que ahí no podíamos estar por motivos de seguridad. Había coches aparcados en la misma calle, con el riesgo que ello conlleva si hay unos fuegos. Cuando empezaron los fuegos mis amigos y yo nos paramos debajo de una marquesina para poder contemplar lo que sucedía, permaneciendo refugiados de las típicas chispas que caen en unos fuegos artificiales. Entonces, de repente, justo cuando una chica decía "yo lo que no entiendo es cómo los hacen aquí, cuando hay tantos árboles alrededor y sin ningún tipo de seguridad", sonó una tremenda explosión y vimos cómo los cohetes habían explotado en la parte de abajo, a nivel del suelo, saliendo todo disparado, a gran velocidad, trozos enormes no sabemos si de los mismos cohetes, incluso alguno con fuego, que salían como cuchillas contra todos los que estábamos allí, atónitos.

Fue como si explotara un coche, horrible. Todo el mundo empezó a correr. Éramos muchos lo que estábamos allí, no sólo jóvenes, también ancianos, familias con sus hijos en carritos, niños... Hubo un momento que salió un trozo tan grande que la gente se intentó proteger frente a la verja del Retiro, recuerdo un padre protegiendo a su hijo. Y aquello no paraba. Terrible. No puedo entender cómo ocurrió todo, cómo no controlaron que hubiera una distancia de seguridad entre los fuegos y la gente que los veía.

Ha sido sin duda la situación con más miedo que he podido vivir. Lo peor es que la gente no lo sabe, se cree que todo fue perfecto, cuando no es así. Tal vez no quieran sacarlo a la luz porque perjudique nuestra candidatura, pero esto debe saberse. Yo no sé si la persona que estaba haciendo los fuegos pudo sufrir algún daño, porque desde luego que aquello saltó por los aires. Además de la gente que estábamos paseando, en la calle de O'Donnell, al otro lado de las Escuelas Aguirre, había gente sentada en la terraza de un bar, a la que sin duda también les pilló.

No sé qué les pasaría. Me consta que en las casas de alrededor pudieron entrar muchos trozos de cohetes rompiendo las ventanas y que los bomberos, cuando todo terminó, no dejaban entrar a la gente a sus viviendas antes de comprobar que estaba todo bajo control... un poco tarde. También parece ser, por lo que nos dijeron, que hubo nueve heridos. Espero que ninguno grave.

¿Cómo puede pasar algo así en una ciudad como Madrid, que presume de estar lista para organizar unos Juegos Olímpicos con todo lo que ello implica? Les aseguro que fue horrible. Quién sabe lo que podría haber pasado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_