_
_
_
_
_

Montilla expresa su "total disposición" a apoyar los planes sectoriales del Consell

Camps define como "altamente satisfactoria" su entrevista con el ministro de Industria

"Altamente satisfactoria". El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no escatimó elogios ante la receptividad de José Montilla, ministro de Industria, hacia los planes trianuales de competitividad acordados por la Consejería de Empresa y las patronales de los sectores maduros asentados en la Comunidad Valenciana que ayer sometió a su consideración para recabar su apoyo. Las vías de cooperación para implicar al Gobierno central en el desarrollo de los planes son variadas y el propio Montilla expresó su "total disposición" a cooperar. El ministro de Industria acudirá a Valencia el próximo día 21 para definir el calibre de la implicación del Gobierno en los planes del Consell.

"No importan las cifras, lo importante es trabajar juntos con políticas homogéneas"

Francisco Camps y Justo Nieto, consejero de Empresa, acudieron puntuales a la cita, a las 18.30. El servicio de prensa del Ministerio de Industria tenía previsto difundir las declaraciones de José Montilla sobre los asuntos tratados en la reunión a través de su página web a las 19.30. Pero la entrevista se prolongó una hora larga más de lo previsto inicialmente.

Camps trasladó a Montilla una escueta explicación del contenido de los planes de competitividad elaborados hasta la fecha y sugirió que Industria podría participar en su financiación a través de diversas líneas presupuestarias. Un portavoz de la Generalitat enumeró las subvenciones previstas en los planes nacionales de competitividad o de I+D+i; en las iniciativas Profit y Neotech; o en el plan Empresa que gestiona el Instituto de Comercio Exterior como opciones posibles para captar recursos.

Montilla, según el mismo portavoz, "acogió de buen grado" las iniciativas definidas para impulsar cada uno de los sectores incluidos en los planes de competitividad. El presidente de la Generalitat y el ministro coincidieron, según la misma fuente, en el diagnóstico de la situación industrial y en las estrategias para afrontarla. "Los problemas están detectados y las soluciones son claras", comentó Camps en rueda de prensa.

La "total disposición" de Montilla a contribuir al desarrollo de los planes sectoriales quedó patente cuando se comprometió a acudir personalmente a Valencia en el plazo de dos semanas para pactar el calibre de la implicación del Gobierno en la financiación de los proyectos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Justo Nieto aventuró el pasado viernes que el Gobierno podría financiar en torno al 40% de los 300 millones de euros previstos para acometer todos los planes sectoriales. El consejero de Empresa sugirió la cifra al término de una reunión con los dirigentes patronales de los sectores afectados en el Palau de la Generalitat.

Pero la implicación del ministerio en la financiación de las iniciativas concretas previstas para cada sector es una tarea que abordarán los técnicos de ambas administraciones a lo largo de los próximos días, como acordaron ayer el ministro y el presidente.

Camps, en rueda de prensa, restó importancia a la cuantía de la aportación gubernamental: "No importan las cifras, lo importante es trabajar todos juntos y con políticas homogéneas para que todos tengamos claro hacia donde tenemos que dirigirnos".

Una de las opciones barajadas para comprometer al Gobierno en el impulso de los planes sectoriales es una iniciativa para el fomento de la exportación en cada uno de los países que son mercados potenciales. Camps reclamó que la Comunidad Valenciana sea visible en todas las campañas de promoción internacional desarrolladas por el Gobierno, pero hizo especial hincapié en el interés de los empresarios valencianos por el mercado chino.

El presidente de la Generalitat aprovechó la ocasión para recordar al ministro que Bancaixa es la única entidad financiera española que ha alcanzado un acuerdo de cooperación con una entidad china, Bank of China, cuyo respaldo puede ser de gran ayuda para emprendedores de toda España.

Camps también reclamó a Montilla la cuota correspondiente a la Comunidad Valenciana en el fondo para modernización de infraestructuras turísticas que el Gobierno central ha dotado con cien millones de euros.

Montilla explicó al presidente que las subvenciones se asignan a proyectos concretos, según el portavoz oficial de la Generalitat. Camps, en rueda de prensa, explicó que los empresarios de la Comunidad Valenciana desbordarán el ministerio con los mejores proyectos susceptibles de subvención.

El extenso ámbito de competencias de Montilla permitió a Camps comentar su visita, el miércoles, a la planta egipcia de gas que debe proveer a la central regasificadora de Sagunto. El presidente recordó al ministro que la Comunidad Valenciana es la segunda consumidora de gas de España y abogó por mantener las tarifas.

Estrategias y convenios

Justo Nieto, consejero de Empresa, ha presentado hasta la fecha tres planes de competitividad en la sede patronal de cada uno de los sectores afectados: madera y mueble, calzado y cerámica.

Las estrategias de relanzamiento industrial planteadas por Fevama, la patronal del mueble y la madera, y visadas por los técnicos de la Generalitat tienen un presupuesto de 31 millones de euros para el trienio comprendido entre 2005 y 2007. El sector del calzado estima un coste de 48 millones para acometer la cincuentena de acciones previstas en un plan de competitividad que se extiende a los sectores de componentes del calzado y curtidos. El sector cerámico estima una inversión de 13 millones en los tres años previstos para desarrollar un plan de competitividad que el propio Fernando Diago, presidente de la patronal Ascer, definió como preventivo.

Los planes de competitividad se extenderán en conjunto a 11 sectores calificados como "maduros" que aportan, en conjunto, un 12% al PIB de la Comunidad Valenciana.

Empresa tiene previsto acometer otros cinco planes estratégicos para impulsar otros tantos sectores "emergentes", desde la biotecnológica hasta el sector de servicios sociales y sanitarios.

Los planes deben ser sometidos a la mesa del Pavace (Plan Valenciano por el Crecimiento y el Empleo) que reúne a la patronal y los sindicatos mayoritarios bajo el padrinazgo del Consejero de Economía.

Una de las debilidades de las estrategias pactadas por las patronales y los técnicos de Empresa reside en la ausencia de los representantes sindicales en la definición de las acciones concretas.

Varias iniciativas previstas en los planes afectan a cuestiones laborales sometidas a regulación en los respectivos convenios colectivos sectoriales. Y los sindicatos han deslizado que no piensan renunciar a sus prerrogativas en la mesa de negociación con los empresarios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_