El Gobierno rechaza el requerimiento para que abandone las obras de la 'Y'

Amann anuncia que los dos primeros tramos del ramal guipuzcoano se adjudicarán en julio

El Gobierno vasco asegura que seguirá adelante con la adjudicación de los tramos del ramal guipuzcoano de la Y ferroviaria, a pesar del requerimiento de incompetencia que el Ministerio de Administraciones Públicas le hizo a comienzos de mayo como paso previo antes de acudir al Tribunal Constitucional. El consejero de Transportes en funciones, Álvaro Amann, se comprometió ayer a adjudicar el próximo mes el acceso a Irún y el tramo Ordizia-Itsasondo. Incluso anunció el comienzo efectivo de las obras para el mes de octubre. Amann respondió así a la exigencia de anular los concursos y emplazó al Ministerio de Fomento a firmar un convenio de cooperación.

Amann reclama a Fomento la firma de un convenio para repartirse la responsabilidad

El consejero justificó la intención del Ejecutivo vasco de seguir adelante con el proceso por ser la única forma de que la línea ferroviaria de alta velocidad esté plenamente operativa para el año 2010. "Nunca hemos negado [el Gobierno vasco] que la ejecución de la Y sea competencia del Estado. Lo que pedimos precisamente es que asuma su responsabilidad. Pero mientras no lo haga, no podemos quedarnos parados. La sociedad vasca nos exige que sigamos adelante", enfatizó Amann en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno.

Transportes estudia en la actualidad un total de 15 propuestas presentadas por 33 empresas a la licitación para construir los dos tramos guipuzcoanos. "Se trata de una documentación extensa y compleja. La adjudicación se realizará antes de agosto y el comienzo de las obras en otoño", apuntó Amann. Esta previsión corrige a la que apuntó el lehendakari, Juan José Ibarretxe, en la precampaña de las elecciones del 17-A, cuando fijó para junio la adjudicación de los dos tramos y para julio el inicio real de los trabajos.

El anuncio del consejero en funciones de seguir adelante unilateralmente con los trabajos se produce un mes después de que el Consejo de Ministros aprobase exigir al Ejecutivo vasco que anule los concursos de obra en el ramal guipuzcoano. Estos concursos son, según el Gobierno central, una injerencia en sus competencias. Por ello, instó a la Administración autonómica a que dejase sin efecto estas resoluciones y le advirtió de que, en caso contrario, plantearía un conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional. Si finalmente, el Gobierno central acude a éste y el tribunal opta por suspender las adjudiaciones, la Y volvería a entrar en vía muerta.

A pesar de la contundencia de la advertencia, no es la primera vez que Transportes se enfrenta a esta amenaza. El anterior Gobierno del PP ya impugnó los concursos abiertos por el Gobierno vasco en 2003 y recurrió al Tribunal Constitucional, que aún no se ha pronunciado sobre la cuestión. En aquella ocasión, no se trataba de adjudicaciones de obra, como es el caso actual, sino que eran licitaciones de proyectos, la fase anterior del proceso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Amann recordó al Ministerio de Fomento que el Gobierno de Vitoria ha llevado a cabo diversas iniciativas desde el año 2002 encaminadas a acelerar la puesta en marcha de la Y y sostuvo que siempre lo ha hecho de forma "leal". "Tengo esperanza en que Fomento no acuda al Tribunal Constitucional y acepte la propuesta de diálogo que tiene encima de la mesa", dijo. El consejero se referería al convenio de cooperación que el Gobierno vasco ofrece firmar a Fomento para repartirse los trabajos. Sin embargo, ese convenio sigue sobre la mesa del ministerio, que es quien debe pagar los más de 3.000 millones e euros en que se estima el coste del priyecto. Fuentes de Fomento se remitieron ayer a las declaraciones realizadas por la ministra Magdalena Álvarez en marzo, durante una visita a Euskadi, en las que trasladó las conversaciones a la constitución del nuevo Gobierno vasco. "Estamos esperando a que se forme para retomar el tema sin distorsiones de ningún tipo", señaló un portavoz del ministerio.

Amann le dio la vuelta a este argumento y replicó que "las reiteradas manifestaciones" de los responsables de Fomento "demostrando una voluntad de diálogo y acuerdo" inducían a la necesidad de que el Ejecutivo de Vitoria asumiera el inicio de las obras. "No es el momento de hablar sobre quién es el competente, ni de impedir la ejecución de las obras. No se puede desperdiciar lo que se ha hecho hasta ahora", insistió el titular de Transportes en funciones.

Durante su visita de marzo, la ministra anunció que las obras de la Y empezarán, en "el peor de los casos", en los primeros meses del año que viene. La ministra se refería al conjunto del corredor entre Vitoria y Bilbao. La ejecución del tramo guipuzcoano, por su parte, fue asumido por el Gobierno vasco tras un pacto tácito con Fomento, pero la ausencia de un convenio en firme está complicando las cosas. El secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Miguel Buen, recordó que la competencia exclusiva sobre la línea de alta velocidad corresponde al Estado y por eso exigió al Gobierno vasco lealtad. "Es difícil que Amann apele a la coordinación con el ministerio cuando de partida se salta las reglas de juego".

Por otra parte, el consejero en funciones también se refirió ayer a la Variante Sur ferroviaria, que debe dar salida por tren a las mercancías del Puerto de Bilbao a través del túnel del Serantes . Amann criticó que el ministerio haya licitado proyectos de estudio alternativos, cuando Transportes ultima ya el trazado. Recordó que el Puerto de Bilbao es una de las infraestructuras más importantes para el País Vasco y que, de no disponer de una accesibilidad ferroviaria actualizada, "tendrá una vida limitada".

Amann mostró su sorpresa por el hecho de que el ministerio haya sacado a concurso "de repente" la licitación de un proyecto de estudio de alternativas, que, según recalcó, no es "ni de trazado". "Se trata de un estudio previo sobre posibles alternativas al trazado", se lamentó.

El consejero en funciones indicó que su departamento había asumido la responsabilidad de diseñar el trazado porque el ministerio lo consintió. "De cualquier forma, ponemos a su disposición lo que hemos hecho", agregó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS