OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Siempre los franceses

Los pescadores cantábricos andan a la greña con los franceses; me suena esa música de balones fuera. A mar revuelto, ganancia de oportunistas: el Gobierno Vasco apoya a "los nuestros", contra viento y marea. Y si es contra París y Madrid, mejor, que siempre tienen la culpa de todo. Los pescadores de allí y de aquí son tradicionalistas; en claro, una reserva de votos para los partidos conservadores y populistas.

¿No se han fijado en que, en esta época, todo tipo de pescado en las pescaderías aparece con las huevas a punto de desovar, por no esperar unas semanas y asegurar el mañana? ¿Viene todo de fuera?

He estado leyendo informes del instituto pesquero vasco Azti, cambiantes: en 2001 decían que la anchoa estaba poco explotada, en 2003 que mucho. Los franceses, que no tanto, y además pescan anchoa grande. Las razones son diversas: contaminación, temperaturas, cambio climático, pesca comercial y para cebo... También el chicharro, y muchas otras especies como el atún, están en malísima situación. ¿Han oído a nuestros cofrades dejar la anchoa para cebo vivo o pedir cuotas menores? No. Siempre mayores. Ecologistas y científicos lo llevan anunciando décadas pero se reían de ellos: ¡cómo vamos a hacer caso a barbas y batas blancas!, ¡no conocen la mar! Consecuencia: pan para ayer y hambre para hoy. Porque el problema no sólo es ecológico, lo es también económico y social. La solución: paradas largas, ayudas con cambio de hábitos...

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de junio de 2005.