Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Antonio Ariza Cañadilla, empresario

El empresario Antonio Ariza Cañadilla, presidente honorario de Domeq, de Jerez (Cádiz), falleció el pasado 25 de mayo a los 84 años en México, tras una dinámica carrera profesional y el desarrollo de numerosas actividades de promoción cultural que le procuraron el reconocimiento de los agentes sociales y políticos del país.

Ariza Cañadilla, nacido en El Puerto de Santa María (Cádiz) en 1921, llegó a México en 1948 encomendado por Pedro Domeq González para establecer las bases del desarrollo comercial de la empresa en América. Tras el cierre de las fronteras mexicanas a la importación libre de vinos y licores importados, convenció a la casa matriz española para el desarrollo de cepas de uvas mexicanas para la producción de productos propios de la división Domeq México. Aquella iniciativa pionera logró un notable éxito comercial con la elaboración, en 1958, del brandy Presidente, que le procuró una sólida red empresarial en la que llegó a emplear a unas 20.000 personas, muchas de ellas oriundas de España.

Entre sus logros, además, figuran la creación de una nueva raza caballar, el hierro Azteca -fruto del cruce de caballos jerezanos con ejemplares mexicanos-, y la fundación de la Feria Equina Nacional del país. Además, fue promotor de numerosas actividades de promoción turística de México en todo el mundo e impulsor de actividades benéficas.

El presidente de la Diputación de Cádiz, Francisco González Cabaña, transmitió ayer en un comunicado sus condolencias a la familia española de Antonio Ariza y aseguró que la provincia "tiene una deuda de gratitud con una persona que siempre ayudó a los gaditanos que pasaron por México".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de junio de 2005