El valor del suelo no urbanizable cercano a la Ciudad de Luz se cuadruplica en dos años

El nuevo Plan General de Alicante dice que la ciudad debe "mirar" hacia esa zona

El metro cuadrado de suelo no urbanizable en los aledaños de la Ciudad de Luz, al sur de la ciudad de Alicante, se pagaba hace apenas dos años a 18 euros; hoy se ofrecen hasta 72, cuatro veces más. El concierto previo del nuevo planeamiento de Alicante establece que la ciudad debe crecer hacia el sur. Y es en el sur donde se están produciendo movimientos de compra-venta de parcelas, sobre todo en la Serra del Porquet, un gran sector muy próximo al mar que limita con la Ciudad de Luz, la OAMI, la factoría de Alcoa y la depuradora del Rincón de León.

"Alicante debe empezar a mirar hacia el sur porque ahí está su espacio estratégico principal y la sinergia de complementación con Elche, lo que permite que se constituya en el octavo núcleo a nivel nacional". Este fragmento de la resolución del director general de Urbanismo que aprueba el concierto previo del nuevo Plan General de Alicante, con registro de entrada el 5 de agosto de 2003, ha levantado grandes expectativas entre los llamados corredores de fincas, a tenor de los movimientos registrados en el registro sobre suelos no urbanizables al sur de la ciudad.

Fuentes muy cercanas a propietarios de suelo en la Serra del Porquet sostienen que desde hace aproximadamente dos años el valor del terreno no para de aumentar. En ese tiempo el metro cuadrado ha pasado de 18 a 72 euros, a pesar de que el avance del plan considera que la Serra del Porquet debe clasificarse como suelo no urbanizable común. Pero una cosa es el avance y otra el documento final que el alcalde, el popular Luis Díaz Alperi, guarda con mucho celo en unos archivos de unas dependencias municipales de la calle Toledo.

El hecho de que el Ayuntamiento segregara el sector de Rabassa, de 4,2 millones de metros cuadrados, del avance del nuevo plan y lo pusiera en manos de la iniciativa privada, unido a las enormes diferencias entre el redactor del plan y el alcalde, ha desnaturalizado el principal documento urbanístico. "Probablemente habrá más sorpresas en el documento final", asegura una fuente municipal próxima al gobierno.

Las tensiones urbanísticas están a la orden del día en toda la fachada litoral sur de la ciudad. El gran epicentro fue la gran factoría de Alcoa -antes Inespal- junto al parque de El Palmeral. Ante los reiterados rumores de recalificación del suelo, los trabajadores llegaron a parar la producción para exigir la continuidad de sus puestos de trabajo. Ahora, la puesta en marcha de la primera fase de la Ciudad de la Luz y la incertidumbre que ha generado el desconocimiento del nuevo Plan General están amplificando los cambios de titularidad de suelos y sus consiguientes plusvalías.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción