Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FERIA DEL LIBRO DE MADRID | CÓMIC

Tebeos con sabor añejo

Ninguna manifestación artística, sea cual sea, puede florecer si el público y los artistas que toman el relevo no conocen cabalmente a los clásicos. Al igual que hay museos y ciclos de conciertos, los lectores de tebeos necesitan que las obras fundamentales de la historia del cómic sean accesibles. Hasta hace pocos años leer a Harold Foster, Windsor McCay o Alex Raymond era una tarea que exigía bastante dinero y tiempo de paciente búsqueda por tiendas de segunda mano. Poco a poco la situación comienza a enderezarse. Si primero fueron obras como El pequeño Nemo, El príncipe Valiente o Flash Gordon ahora es el turno de otros personajes igualmente grandes. He aquí un repaso por las más recientes novedades con sabor añejo.

La editorial Planeta De Agostini publicó a principios de año el primer volumen de la serie Rip Kirby. El personaje, un mezla de Sherlock Holmes y Philip Marlowe con gotas de Dick Tracy, nació en 1946 de las manos del magistral Alex Raymond. Pronto se convirtió en una de las obras de referencia del cómic mundial, en la que Raymond despliega todo su dominio de las luces y las sombras, mostrándose además como un guionista ingenioso y elegante.

La prematura muerte del creador del personaje en 1956 no interrumpió la serie, continuada de forma notable por el dibujante John Prentice y el guionista Fred Dickenson, que había empezado a colaborar con Raymond cuatro años antes. La editorial tiene previsto publicar la serie en doce volúmenes de los que ya han aparecido cuatro a un precio, menos de 10 euros, que sólo puede calificarse de altamente tentador.

Norma continúa recuperando The Spirit, de Will Eisner. Esta obra, clave en la evolución del tebeo estadounidense desde las tiras y planchas publicadas en periódicos al formato de comic-book, se presenta ahora en un formato uniforme con el dibujo y el color reconstruidos digitalmente. El último tomo publicado, el quinto, corresponde a las historias aparecidas originalmente entre el 5 de julio y el 27 de diciembre de 1942. Son ya tiempos de guerra y aunque el personaje nunca se dejó arrastras por la fiebre patriótica, inevitablemente, tiene que adecuarse a la situación.

Coincidiendo con el Salón del Cómic de Barcelona, que comienza el 9 de junio, Planeta De Agostini presentará los dos primeros volúmenes de otra recuperación fundamental: Terry y los piratas, de Milton Caniff. Uno de los tomos recoge las tiras diarias y las planchas dominicales que empezaron a publicarse en 1936, mientras que el otro recopila una historia independiente que fue apareciendo únicamente en planchas dominicales. Terry vuelve y con él, es de creer, legiones de buenos degustadores de tebeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de mayo de 2005