Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo exige al industrial Ángel Fenoll la documentación de su vertedero

El industrial Ángel Fenoll, propietario del vertedero donde un hombre falleció sepultado en mayo bajo toneladas de basura, no ha entregado los proyectos industriales que la Inspección de Trabajo de Murcia le reclama. El órgano laboral le exigió la documentación tras abrir una investigación porque la planta incumple supuestamente la Ley de Riesgos Laborales.

Javier Bru, gerente de Proambiente, la firma que gestiona la planta, justificó ayer la dilación en la entrega en que la Inspección exige un proyecto de reconstrucción dirigido por tres ingenieros y visado por tres colegios que requiere su tiempo.

Para el PSPV en el Ayuntamiento de Orihuela y algunos vecinos de La Murada (pedanía oriolana afectada por el vertedero) el depósito de basuras carece de muros de contención suficientemente consistentes, como exigen los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Segura, para evitar avalanchas. Además, el PSPV también pide a la Inspección que investigue el impacto de la industria en la salud pública de los vecinos de La Murada.

La planta, que tras el siniestro laboral fue arrasada por un incendio, no dispone de los permisos preceptivos del Gobierno valenciano. Según su propietario, la totalidad de la planta se ubica en el término municipal de Abanilla (Murcia) y, por lo tanto, dispone de la autorización de esta región. Sin embargo, un estudio topográfico sitúa al vertedero en el límite entre la pedanía oriolana de La Murada y Abanilla. En cualquier caso, el órgano laboral de Murcia es competente en la investigación en tanto que el punto concreto del accidente se registró en Abanilla.

La lucha de la oposición y un sector vecinal contra el vertedero desembocó en un auto del juzgado, en diciembre de 2002, según el cual la planta de recepción de la basura ocupa unos terrenos en la partida Los Vives, en Orihuela. Pese a esta resolución, ni el Ayuntamiento de Orihuela, del PP, ni la Administración autonómica han adoptado iniciativas y aseguran que las licencias para autorizar la planta son competencia de Murcia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 2005