Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Air Europa inicia los vuelos directos entre España y China

España y China están desde el pasado domingo más cerca. Un Airbus A340-200 de la compañía Air Europa, con 260 pasajeros, aterrizó a media mañana en Pekín, en el que se ha convertido en el primer vuelo regular sin escalas que realiza una aerolínea española al gigante asiático. "La existencia de un vuelo directo es un paso importante para el fortalecimiento de las relaciones bilaterales, y debe tener un efecto beneficioso para los intercambios económicos y el turismo en ambos sentidos", afirmó en el aeropuerto de la capital china el secretario de Estado de Turismo y Comercio, Pedro Mejía, que llegó en el avión en visita oficial.

El establecimiento de esta línea regular es fruto del acuerdo alcanzado el pasado noviembre entre Aviación Civil y el organismo homólogo chino para ampliar de 2 a 21 las frecuencias semanales entre los dos países. Hasta ahora, sólo Iberia y China Eastern (que dejó de volar hace unos años a España) tenían permiso para realizar el trayecto, pero ninguna de las dos lo estaba ejerciendo.

Air Europa efectuará dos viajes a la semana a Pekín, con salida de Madrid los miércoles y los domingos, y otros dos a Shanghai, también desde Madrid, con salida los lunes y los jueves. La aerolínea del grupo Globalia quiere ampliar la frecuencia, porque, según asegura Daniel Li, director de Air Europa en China, "para ser competitivos es necesario tener de tres a cinco vuelos semanales". "Y en función de la demanda, iremos al diario", señala.

Para ello necesitará incrementar el número de aviones, ya que ahora sólo utiliza uno para China, el que llegó ayer, llamado Pedro Duque (en referencia al astronauta español), y que tiene una capacidad de 286 pasajeros. Según Li, el transportista prevé recibir otro aparato en febrero, y negocia con China Eastern, con quien posee un acuerdo de código compartido, sobre la posibilidad de utilizar uno de los suyos.

La llegada de Mejía precede a las del ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, y de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que debían aterrizar ayer en Shanghai, en el primer vuelo de Air Europa a esta ciudad. Después irán a Pekín. Aparte de la firma de acuerdos con el Gobierno chino, la inauguración de varias fábricas españolas y de un foro empresarial en Shanghai, el punto clave en la visita será la presentación del Plan China, con el que el Gobierno español pretende potenciar los intercambios comerciales.

Caja Madrid abre oficina

Por otro lado, Caja Madrid informó ayer de que ha creado una empresa común con una filial del Gobierno de Pekín para ofrecer asesoramiento financiero a compañías españolas que quieran hacer negocio en China, buscarles allí oportunidades de inversión y proporcionar soluciones a firmas locales que deseen entrar en España. Según Enrique Tierno, subdirector general de Corporativa, la entidad se limitará a ofrecer servicios de consultoría y asesoría financiera a empresas españolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de mayo de 2005