Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dudas y apoyos

El anuncio de la conversión verde emprendida por una empresa de las características de General Electric ha despertado en Estados Unidos el aplauso de algunas entidades conservacionistas y asimismo las dudas de otras. Una de los grupos más importantes del país, el Sierra Club -que ha mantenido una feroz batalla con General Electric a cuenta de la contaminación química del río Hudson- se manifiesta a la espera de saber si Ecomagination es una mera campaña de relaciones públicas o un compromiso serio.

En cambio, Jonathan Lash, presidente del Instituto de Recursos Mundiales -un centro de análisis que trata de conciliar la defensa del medio con el desarrollo económico- respaldó el lanzamiento y dijo que el plan "es un paso enormemente importante" y que "no sólo es visionario, sino también valiente, si se tiene en cuenta la ausencia de una política nacional coherente que recompense la reducción de emisiones y estimule la eficacia energética y el uso de energías renovables".

Por su parte, el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales celebró también la iniciativa de General Electric.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de mayo de 2005