LOS PROBLEMAS DE VILLAVERDE

Gallardón cerrará la colonia Marconi al tráfico nocturno para combatir la prostitución

La medida, que apoya IU, forma parte del plan de seguridad para el distrito

El Ayuntamiento quiere reducir la prostitución en el entorno de la colonia Marconi, en Villaverde, como vienen demandando los vecinos desde hace años, limitando el tráfico de vehículos por la noche por sus calles. Así lo anunció el concejal de Seguridad y Servicios al Ciudadano, Pedro Calvo, en la comisión del pasado miércoles. Esta medida, que apoya IU, forma parte de las actuaciones que el edil y el delegado del Gobierno, Constantino Méndez, anunciarán el próximo lunes como parte del plan de seguridad para el distrito, adelantado tras los incidentes xenófobos de hace dos semanas.

Más información
Los vecinos replican que hay meretrices a todas horas

La colonia Marconi, con un millar de viviendas, es la única urbanización residencial situada junto a la calle de la Resina, entre el polígono industrial que lleva el nombre de esta vía y el nuevo complejo de la zona. Un barrio aislado, encajonado entre dos áreas empresariales de Villaverde Bajo.

Desde hace varios años, los vecinos de este barrio se quejan de que, desde las ventanas de sus pisos, son testigos involuntarios de las relaciones sexuales que mantienen las prostitutas con sus clientes en las calles del polígono de enfrente, pero también de que los accesos a su colonia están copados por las meretrices noche y día, con la inseguridad que ello conlleva, y ante la vista de sus hijos pequeños.

Por eso, vienen exigiendo medidas para acabar con la prostitución en la zona y se han manifestado en numerosas ocasiones para reivindicarlo, algunas de ellas saliendo a pasear con sus hijos por las zonas en las que se concentran las prostitutas.

La situación que denunciaban se vio además agravada hace casi dos años, al iniciarse la restricción parcial al tráfico de la Casa de Campo, pues muchas de las meretrices que ejercían hasta entonces en este parque, trasladaron su puesto de trabajo a Villaverde. De una zona en la que apenas se concentraba medio centenar de mujeres, se pasó a un grupo más amplio, que multiplicó por nueve su presencia, según las ONG que trabajan en la zona.

En este barrio de Villaverde hay prostitutas africanas, pero también latinoamericanas y de Europa del Este. Otro grupo lo forman los transexuales y otro las mujeres drogadictas. Cada nacionalidad tiene su ubicación.

Ahora el Ayuntamiento de Madrid planea un plan de limitación del tráfico nocturno de toda la colonia Marconi, de tal manera que sólo puedan acceder los vecinos que acrediten vivir en la zona, según anunció Calvo en la última comisión de Seguridad, al ser preguntado por las medidas que se van a tomar en Villaverde dentro del plan de coordinación con la Delegación del Gobierno.

"Es una medida positiva, que viene acompañada de otras de acoso y presencia policial", explicó el concejal de IU, Julio Misiego, presente en la comisión. "No puede ser que haya cientos de mujeres ejerciendo la prostitución a la vista de los vecinos, cuando además es una colonia aislada, sin servicios, lo que aumenta la percepción de inseguridad".

De ahí que la intención de la Concejalía de Seguridad sea la de aumentar el número de agentes en la zona para controlar los vehículos que acceden a ella, pero también para disuadir a los clientes que acuden a La Resina en busca de prostitutas. El control de esta zona será más parecido al que se ejerce actualmente en la Casa de Campo que al de la calle de la Montera, dos focos tradicionales de prostitución en la capital. Entre otras cosas porque, al ser una urbanización aislada, eso permitirá colocar barreras físicas para seleccionar los vehículos que pueden acceder hasta la colonia Marconi, cosa que fue imposible hacer en el casco histórico de la capital.

"Se trata de medidas disuasorias para mejorar la convivencia del barrio", explicaron fuentes del área de Movilidad, que pusieron de manifiesto que tampoco puede ser un sistema de restricción del tráfico como el que ahora funciona en el barrio de Las Letras, con cámaras de vigilancia, ya que el objetivo de la medidas es diferente. "En Las Letras se trataba de mejorar la calidad de vida de una zona degradada por el exceso de tráfico, y aquí la intención es mejorar la convivencia del barrio", afirmaron las mismas fuentes.

En principio, el concejal de Seguridad no fijó la fecha de cuándo se va a poner en marcha la nueva medida, aunque la intención del Ayuntamiento es iniciarla cuanto antes.

Sin embargo, todo depende del plan de Seguridad para Villaverde que presentará el próximo lunes Pedro Calvo y que se ha consensuado con la Delegación del Gobierno para coordinar la actuación de la policía nacional y municipal, puesto que éste adoptará medidas que dependen de dos administraciones diferentes.

Sobre la firma

Soledad Alcaide

Es la jefa de sección de Madrid. Coordina el contenido de Local en las plataformas digitales con una decena de reporteros a su cargo. Fue responsable de Redes Sociales y Newsletters del periódico (2018-2021) y, antes, subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS (2014-2018).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS