Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una red coló a más de 300 inmigrantes en España desde la zona de tránsito de Barajas

Detenidas 19 personas en una operación conjunta de la Guardia Civil y la policía marroquí

Una red de traficantes de personas ha logrado colar irregularmente en España a más de 300 marroquíes aprovechando un fallo de seguridad del aeropuerto de Madrid-Barajas. Los inmigrantes, previo pago de 6.000 euros a la red, partían de Casablanca con destino a Brasil (país que no pide visado a los marroquíes), en vuelos que hacían escala en Madrid. Una vez en la zona de tránsito, cuyos accesos están fuertemente vigilados, salían al exterior por un punto que aún no se ha determinado y que los investigadores creen que se trata de "una deficiencia constructiva". Han sido detenidas 19 personas.

El resultado de la llamada Operación Samba, llevada a cabo de forma conjunta por la Guardia Civil y la policía marroquí, fue comunicado ayer en los pasillos del Senado por el ministro del Interior, José Antonio Alonso. Éste contó que la red había logrado introducir irregularmente en España por este sistema a unas 300 personas, a las que luego daba documentación falsa de alta calidad para que pudieran regularizarse. La red cobraba 6.000 euros por el trabajo completo. Este comenzaba cuando los inmigrantes recibían un billete para volar desde Casablanca a Sao Paolo o Río de Janeiro, con escala en Madrid. Marruecos y Brasil eximen de visado de entrada a los ciudadanos de ambos países.

Una vez en Barajas, el cliente recibía una llamada en un teléfono móvil en el que "se le indicaba la salida más rápida para abandonar el aeropuerto sin levantar sospechas". Las fuentes consultadas apuntaron inicialmente a una posible connivencia de personal del aeropuerto, pero los investigadores creen que hay un punto, aún sin localizar, por el que los inmigrantes podían dejar la sala de tránsito sin ser vistos. "Lo estamos buscando, pero creemos que puede ser una deficiencia de construcción, un agujero en los baños o algún sitio así", dijeron.

Ya en el exterior, se le sugería al colado que tomara un taxi y que le pasara el teléfono al conductor, al que se le informaba dónde tenía que dejar al pasajero, casi siempre un punto convenido del centro de Madrid. Allí era recogido por miembros de la red, que le facilitaban documentos falsos e indicaciones sobre cómo legalizarse.

En total han sido detenidas 19 personas, seis en Marruecos (incluido el supuesto jefe de la red, A. H.) y el resto en Madrid (12) y Murcia (1). Cuatro son españoles y el resto, marroquíes. La Guardia Civil ha registrado ocho domicilios, donde ha hallado sellos de caucho de varios organismos oficiales, pasaportes, material informático, permisos de trabajo y fotolitos para falsificaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005