Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA ESTRATEGIA ANTITERRORISTA

Los reparos al proceso de las distintas asociaciones

La aprobación en el Congreso de la resolución que permite al Gobierno abrir un proceso de diálogo si ETA abandona definitivamente las armas ha provocado distintas reacciones de las asociaciones de víctimas.

"Nos reunimos con José Luis Rodríguez Zapatero antes de que fuera investido presidente y sus palabras de entonces no tienen nada que ver con lo que está haciendo ahora. Nos sentimos traicionados". Quien habla, el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), José Alcaraz, anunció el lunes la convocatoria de una manifestación para el día 11 de junio en Madrid, como muestra de rechazo a cualquier contacto con la banda terrorista.

"No hay nada que dialogar con los asesinos", sentencia Alcaraz, que sospecha que ETA pretende utilizar un eventual proceso de diálogo para reestructurarse, y apuesta por "seguir la senda de los últimos años". "Lo más eficaz para la derrota del terrorismo ha sido la Ley de Partidos, el Pacto Antiterrorista y las medidas policiales y judiciales", asegura.

En un comunicado, en el que anunciaba su adhesión a la marcha convocada por la AVT, el Foro Ermua acusó a Zapatero de "consumar el abandono de la dignidad" y de "incurrir en una grave irresponsabilidad que puede arruinar los éxitos cosechados en la lucha antiterrorista". A la convocatoria de la organización que dirige Alcaraz también se ha sumado el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite).

Pero no todos los colectivos y asociaciones han mostrado su respaldo a la convocatoria. El presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), Roberto Manrique, aseguró ayer, en la presentación de una propuesta de ley para ampliar la ley de solidaridad a las víctimas españolas de atentados cometidos en el extranjero, que se pensará "dos veces si asistir a la manifestación".

Dos condiciones

Manrique subrayó que para que se diese un proceso de diálogo con ETA, su asociación reclama dos premisas: "Que ETA deje de matar definitivamente y que los presos terroristas continúen en la cárcel, y cuanto más tiempo mejor". Si no se dieran esas condiciones, indicó, "la dignidad de las víctimas quedaría marcada".

En el mismo acto se encontraba Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, que declinó hacer una valoración sobre un eventual diálogo con la banda, porque sus asociados son "principalmente víctimas del terrorismo islamista". Respecto a la convocatoria de la AVT, dijo: "Me he enterado esta mañana por la prensa. No hemos tenido tiempo de valorarlo, habrá que ver el lema, las pancartas, y si somos invitados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005