Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La amiga de Ramón Sampedro pide que se legalice la eutanasia

Ramona Maneiro, la mujer que ayudó a morir al tetrapléjico Ramón Sampedro, pidió ayer a los políticos que hagan "lo que quieren los españoles y legalicen la eutanasia, ya que sería muy bueno poder tomar decisiones que estuvieran respaldadas por la ley". Maneiro hizo estas declaraciones durante la presentación del libro Querido Ramón (Temas de Hoy).

"Cada persona debería tener derecho a elegir sobre su muerte", dijo la mujer, que fue quien preparó la disolución de cianuro potásico con la que Sampedro se quitó la vida en enero de 1998. "Jamás he tenido remordimientos, y volvería a ayudar a Ramón Sampedro ante la misma situación, ya que lo hice por verdadero amor", dijo Maneiro.

"Ramón Sampedro solicitó su derecho a morir dignamente porque en el infierno estaba, o al menos eso sentía. Y yo no soy nadie para no creerle", añadió la mujer.

Sampedro se quitó la vida después de pasar 29 años postrado en una cama inmovilizado del cuello para abajo. Durante ese tiempo intentó infructuosamente que la justicia permitiera que un médico le aplicara una inyección letal para acabar su vida sin dolor. Al final, con la ayuda de varias personas consiguió el veneno con el que se suicidó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de mayo de 2005