Quemadas 21 motocicletas en el Casc Antic de Barcelona

Un total de 21 motos y ciclomotores que estaban aparcados en la calle de Sant Pere més Alt de Barcelona fueron quemadas en la madrugada de ayer, presuntamente en un acto de vandalismo. Fuentes de la Guardia Urbana informaron de que el fuego afectó a la fachada y la persiana de un comercio. Los hechos sucedieron poco después de la una de la madrugada de ayer, cuando la Guardia Urbana recibió un aviso de alerta. Los vehículos quemados fueron trasladados a los depósitos municipales. El fuego también afectó a la entrada de un comercio, situado en el número 72 de la citada calle, cerca del Palau de la Música, en el distrito de Ciutat Vella.

Los Mossos d'Esquadra han abierto una investigación para esclarecer las causas del suceso, aunque en principio se supone que fue intencionado.

En Barcelona se produjeron, hace diez, varios episodios de quema de vehículos, preferentemente coches, muchos de ellos estacionados en las calles del Poble Sec.

Al margen de la destrucción de vehículos, Barcelona sufre numerosos actos vandálicos contra todo tipo de mobiliario urbano. El Libro Blanco de las calles de Barcelona informa de que durante el año 2003 se registraron 11.074 casos de desperfectos de distinta índole en el mobiliario urbano.

Los objetos que resultan peor parados son los semáforos -el año pasado se destruyeron 3.400-, seguidos por las señales de tráfico (2.700), las jardineras, las papeleras, los bancos y los buzones.

Los bomberos intentando sofocar el fuego que destruyó 21 motocicletas en el Casc Antic de Barcelona. 

/
Los bomberos intentando sofocar el fuego que destruyó 21 motocicletas en el Casc Antic de Barcelona. /NÚRIA ANDREU
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS