Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caixa ganó 380 millones en el primer trimestre, un 17,8% más

La caja decide no consolidar algunas de sus participaciones

La Caixa registró un beneficio de 380 millones en el primer trimestre, con un alza del 17,8%. Con la aplicación de la nueva normativa contable, la caja ha optado por un criterio teóricamente menos estable en cuanto a sus participadas (Endesa, Telefónica, Repsol, BPI, Banco Sabadell y Banco Itaú), al dejar de consolidar sus resultados, si bien la caja aseguró que la modificación "no supone cambios en la estrategia".

Durante el primer trimestre, la caja mantuvo su velocidad de crucero con crecimientos en torno al 20%, tanto en recursos de clientes como en inversión crediticia, alzas en todos los márgenes -especialmente en el de explotación, con un incremento del 37%- y contención en el capítulo de costes. A pesar del criterio conservador adoptado, el impacto de la nueva normativa contable no ha provocado grandes cambios: el beneficio de La Caixa con las viejas normas fue de 1.020 millones en 2004, y se reduce a 906 millones tras los cambios adoptados.

En el primer trimestre del año, la entidad ganó 380 millones, el 17,8% más, ya con la aplicación de la nueva normativa "con la máxima prudencia". La caja fue también muy conservadora en el volumen de provisiones, con un alza del 34,9%, que va en la línea contraria a la de los grandes bancos. Tanto el Santander como el BBVA han aprovechado las posibilidades que permiten las nuevas normas para recortar las provisiones y apuntalar así sus resultados.

Con los cambios introducidos, los resultados de BPI, Banco Sabadell, Repsol, Endesa, Telefónica y Banco Itaú dejan de incluirse por puesta en equivalencia y se clasifican ahora de una forma teóricamente menos estable, como "participaciones asociadas a activos financieros disponibles para la venta". La Caixa, sin embargo, dejó claro ayer que mantendrá como uno de los "pilares básicos" de su estrategia sus participaciones industriales. "La estrategia de inversión permanente se mantiene de manera especial para estas participaciones", según un comunicado de la caja.

A 31 de marzo, el valor de la inversión en empresas cotizadas ascendía a 16.564 millones de euros, con unas plusvalías latentes de 7.087 millones. La entidad que preside Ricard Fornesa cuenta con el mayor grupo industrial de España, que en el último trimestre ha experimentado pequeñas variaciones: la compra del 1% más de Gas Natural -controla el 35,5% de la gasista- y del 13,5% de Port Aventura, que eleva la participación al 92,3%, y la venta del 1,3% del Deutsche Bank.

Con 9,2 millones de clientes y 4.845 oficinas, el volumen de negocio de La Caixa se situó en 251.975 millones hasta marzo, con alzas significativas en recursos de clientes (17,7%) y créditos (20,1%). La caja cerró el primer trimestre con unas comisiones de 287 millones, con un fuerte crecimiento del 13,4%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2005