Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directiva del Circuit Teatral anuncia su dimisión por la falta de inversiones de Cultura

El director de Teatres secunda la reclamación de ayudas prometidas para infraestructuras

La Mostra de Teatre d'Alcoi fue el lugar escogido por la junta directiva del Circuit Teatral Valencià (CTV) para lanzar su ultimátum al Gobierno valenciano. La entidad, que gestiona las salas de 63 localidades valencianas, anunció ayer su dimisión en bloque en la asamblea que se celebrará en Benicàssim en junio, si no se hace efectivo el compromiso de la Generalitat de invertir en la mejora de las infraestructuras. Las críticas del Circuit se suman a las de las compañías de teatro y a las de danza. Las artes escénicas están al rojo vivo por la falta de presupuesto y el incumplimiento de promesas.

MÁS INFORMACIÓN

Jordi Verdú, portavoz del CTV, no escondió la "desilusión y decepción" del colectivo después de comprobar que hasta el año pasado no se desbloquearon las ayudas las ayudas de la Consejería de Cultura a pesar de que en 2000 se alcanzó el compromiso de contribuir a las salas con ayudas de 500.000 euros.

Verdú aseguró que las primeras ayudas llegaron el año pasado y no superaron los 50.000 euros. "Este año ya no se ha podido aplicar el aumento presupuestario correspondiente", apuntó. "Con estas cantidades harían falta más de 15 años para hacer efectiva la promesa de la Consejería de Cultura hace cinco años", reiteró Verdú.

El director de Teatres de la Generalitat, Juan Vicente Martínez Luciano, escuchó de primera mano las críticas del portavoz del CTV. No sólo mostró su apoyo y se prestó a "intentar" que se materialice el incremento presupuestario, sino que recordó que la entidad que representa también tiene los presupuestos congelados y "muchos frentes abiertos en los que es necesario invertir".

Luciano añadió: "Soy plenamente consciente del esfuerzo [de la Junta Directiva del Circuit] y no creo que el problema esté en su trabajo, porque lo conozco, y mantengo que desde Teatres deberíamos hacer un esfuerzo mayor y por eso estaremos luchando, codo con codo, para conseguirlo".

En este clima de reivindicación la junta directiva del CTV presentó su informe anual en Alcoi. Los resultados de 2004 muestran un ligero aumento en el número de espectadores respecto al año anterior. La cifra pasó de 317.000 en 2002 a 347.000 en 2003 a 363.000 espectadores el año pasado. En 2004 las salas del CTV acogieron las representaciones de 157 compañías valencianas, dato que responde a un exceso de oferta en el volumen de la producción teatral. El informe revela que de las compañías que más funciones realizaron en el CTV, un 60% fueron valencianas.

La pasada semana, la secretaria autonómica de Cultura, Concha Gómez, ya salió a la palestra para replicar a la asociación de compañías teatrales Avetid. Expresó su "incomprensión" por las acusaciones de ésta que denunciaban que el teatro valenciano "está congelado a causa de la política de grandes fastos" de la Generalitat. Gómez aseguró que la Consejería de Cultura "ha destinado en los últimos tres años 6.600.000 euros al sector de las artes escénicas por medio de las diferentes modalidades de subvención".

La Mostra d'Alcoi ofrece hasta el sábado 20 espectáculos de teatro y danza. La Pell en Flames, de Guillem Clúa, que se alzó el año pasado con el Premi de Teatre Ciutat d'Alcoi, se representará hoy junto al montaje H2O, con La Dependent, dirigido por Pep Cortés. El sábado actuará la bailarina Sol Picó con Paella Mixta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 2005