Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUCACIÓN

Conflicto en la UPV con un profesor por el uso de las redes P2P

La Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha forzado la dimisión de un profesor de uno de sus máster que defiende que es legal intercambiar en redes P2P obras protegidas por derechos de autor. La semana pasada Jorge Cortell pronunció una conferencia titulada Descargar música es legal y bueno. Tras la conferencia Cortell recibió la llamada del director del master donde imparte clases, Fernando Brusola, en la que le pedía que dimitiera. Brusola había recibido una llamada del rectorado en la que dejaban clara constancia que no querían que continuase dando clases en la UPV, según el relato que hace el propio Cortell. Brusola reconoce que la relación de Cortell con la UPV "se ha sometido a revisión" después de que se lo solicitase el rectorado. "Si dice que copiar música es legal y bueno no podemos aceptarlo, y esto requiere que un técnico lo revise", señala Brusola, "porque nuestra postura es que eso es ilegal".

Días antes de pronunciar la conferencia Cortell, avisó por fax a la policía, a la fiscalía y a la SGAE. En su carta declaraba que durante su conferencia iba a usar redes P2P para intercambiar obras protegidas y lazaba un desafío: "entendiendo que ustedes consideran que lo que voy a realizar podría ser constitutivo de delito, se lo comunico mediante este BuroFax Certificado para que actúen en consecuencia". "Según la legislación actual descargar música protegida es legal, pero no sólo es legal, sino que es bueno tanto para los usuarios como para los autores", asegura Cortell. Tras encontrar diversas trabas para impartir la conferencia Cortell, acabó pronunciándola en la cafetería, delante de unos ochenta alumnos.

Cortell asegura que la decisión de la UPV de suspenderle se debe a que "el rectorado ha recibido presiones de varias entidades de gestión", precisa Cortell. La asociación de productores de música, Promusicae, envío una carta al rectorado de la UPV en la que informaba de que lo que el intercambio de música que Cortell pretendía realizar durante su conferencia era ilegal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 2005